Un compromiso por el clima: pasa tu empresa a la energía verde

La energía verde es aquella que se obtiene de fuentes renovables, cuyos recursos son inagotables y que en su generación no se emplean procesos contaminantes.

En la actualidad son muchas las compañías eléctricas que entre sus productos ofrecen tarifas cuya energía procede de la obtención de energía verde.

Formas de energía verde o renovable más comunes

Las energías verdes tienen en común su procedencia, todas ellas se obtienen a través de los cuatro elementos primarios que nos ofrece la tierra. Dicho de otra manera todas las renovables procederán bien de la tierra, del agua, del aire o de la tierra.

Energía Solar

La energía solar se produce al transformar la energía desprendida por los rayos del sol sobre paneles solares generando electricidad o energía térmica para calentar agua. Es una de las consideradas energías verdes más utilizadas.

Energía Eólica

La energía eólica transforma la fuerza del viento en energía eléctrica. Para conseguirlo se utilizan aerogeneradores o molinos de viento que mediante el movimiento de sus aspas y unos multiplicadores y un generador son capaces de obtener energía eléctrica.

Energía Hidroeléctrica

En el caso de la energía hidráulica el protagonista es el agua. Se aprovecha la energía procedente del movimiento del agua de los ríos en los denominados “saltos de agua” para que mediante unas turbinas unidas a los generadores se pueda producir electricidad.

Energía Maremotriz

En este caso será el agua del mar el protagonista. Este tipo de energía verde también es un tipo de energía mecánica. Se consigue aprovechando la energía cinética producida por el movimiento de las olas y transmitido a los generadores que se encargarán de producir electricidad.

Energía de Biomasa

Este tipo de energía se consigue gracias a la combustión, fermentación, pirólisis o gasificación de materia orgánica procedente de restos de corteza de árboles, cáscaras de los frutos secos, serrín, restos animales, restos de plantas o algas cultivadas.

Energía Geotérmica

En este caso, este tipo de energía verde se consigue a partir del calor de la tierra en sus profundidades. El calor de la tierra aumenta en su profundidad, en algunos casos nos encontramos representaciones de esto a través de las aguas termales. Las aguas termales se obtienen cuando el vapor sube a la superficie transformándose en agua.

¿Por qué una empresa tiene que usar Energía Verde?

El planeta es de todos y es por ello que tenemos que ser conscientes de la problemática surgida con el efecto invernadero. En este sentido, es responsabilidad de todos realizar un consumo energético respetuoso con el medioambiente bajo los parámetros que marca la eficiencia energética con el fin de reducir nuestras emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera así como frenar el acelerado ritmo de generación de residuos actual.

En esta lucha contra el cambio climático, las empresas tienen un papel fundamental pues son las que más energía consumen y por tanto las primeras que han de tomar conciencia de estos problemas. Una buena forma de comenzar es utilizar en los procesos de producción energía verde.

Algunas ventajas, en términos medioambientales, de utilizar energía verde o renovable son los siguientes:

  • En sus procesos de producción no contaminan al no producir desperdicios nocivos.
  • Se obtienen de fuentes inagotables.
  • Contribuyen a frenar el calentamiento global.
  • Su producción estable hace que los precios sean estables.
  • Generan más puestos de trabajo.

Además de todo esto hay que destacar que económicamente puedes ser asesorado para que este cambio a la energía verde no repercuta en la facturación de la luz. En el caso de Nabalia, podemos poner a tu disposición un estudio para que tu empresa comience a utilizar eGreen, la energía verde que Nabalia Energía pone a disposición para ti y para tu empresa.

¡Forma parte de la energía viva!