10 consejos para ahorrar en la factura de la luz

Sabemos lo importante que es para la mayoría de hogares conseguir a final de mes ahorrar en la factura de la luz, por ello hoy te contamos qué puedes empezar a hacer.

Es hora de pasar a la acción si quieres evitar más sustos al recibir tu factura de la luz.

1. Revisa la potencia eléctrica contratada

Puede que esto ya te suene, pero es un elemento fundamental sobre el que trabajar para ahorrar en la factura de luz. A veces pasa que entramos a vivir en la vivienda que hemos alquilado y no revisamos los suministros y nos quedamos con la potencia que tenían los anteriores inquilinos y puede que no sea la misma que nosotros necesitemos.

Así que revísala y comprueba cuánta necesitas, para ello necesitarás sumas todas las potencias de tus dispositivos eléctricos a lo que tendrás que sumarle un 1 kW más por la iluminación y los pequeños electrodomésticos. El resultado te guiará a la hora de contratar una potencia u otra.

Recuerda que siempre podrás bajarla o subirla en función de tus necesidades.

2. Discriminación horaria

Si aún no la conoces existe una tarifa denominada de discriminación horaria disponible en el mercado regulado que te ofrece dos precios distintos para electricidad, es decir, dos ciclos de facturación diferentes. Estos dos períodos se dividen en dos franjas horarias -horas punta y horas valle- donde la electricidad es más cara durante las horas punta (día) y más barata durante las horas valle (noche).

Para sacarle el máximo partido a esta tarifa y ahorrar en la factura de la luz se debe trasladar el máximo consumo posible a las horas valle, donde la energía tiene un precio menor. Para ello será necesario hacer algunos cambios en los patrones de consumo.

3. Bono Social

Si te encuentras con dificultades para hacer frente a tus facturas energéticas, el estado ofrece una serie de descuentos (25% y 40%, y hasta el 50% en algunos casos), en los recibos sobre el PVPC (Precio Voluntario al Pequeño Consumidor).

Para acogerse a esta bonificación será necesario cumplir una serie de requisitos que puedes consultar aquí.

4. Iluminación LED

Otra forma de ahorrar en la factura de la luz es cambiar todas las bombillas convencionales de tu vivienda por bombillas LED.

El material con el que está fabricada la tecnología LED permite una larga durabilidad sin necesidad de mantenimiento. Proporcionan una iluminación óptima con una utilización menor de energía lo que les permite ser eficientes energéticamente.

Además no contaminan y existe una gran variedad de tonos dependiendo la estancia que queramos iluminar.

5. Correcta aislación de la vivienda

La mejor forma de ahorrar en la factura de la luz es contar con una aislación correcta en nuestro hogar. Esto evitará pérdidas de temperatura así como que el el frío o calor penetren en el interior.

En la actualidad la mayoría de inmuebles de nueva construcción ya cuenta con una aislación óptima al ser fabricadas con materiales idóneos para ello. Pero si tu vivienda es un poco antigua y no está bien aislada, puedes aplicar algunas medidas que te ayudarán a aislarla lo máximo posible.

Estas medidas se basan en la colación, por ejemplo, de gruesas cortinas que eviten la pérdida así como la entrada de las temperaturas.

6. Decoración

Siguiendo la línea de una aislación adecuada de nuestra vivienda, la decoración juega un papel fundamental.

Elige elementos decorativos de madera que es el mejor aislante así como colocar alfombras para mantener las temperaturas.

Un buen truco es colgar cuadros de madera en la pared, con esta medida conseguirás mantener una temperatura cálida en invierno y así ahorrar en la factura de la luz.

7. Electrodomésticos

Otro factor en el que ahorrar en la factura de la luz es prestar atención a los electrodomésticos que tenemos en casa.

Es bueno realizar un mantenimiento habitual para verificar que están en buen estado y que su funcionamiento es óptimo. Así evitaremos que se dispare el consumo de energía por alguna avería.

Si estás pensando en cambiar alguno de tus dispositivos eléctricos acuérdate de hacerlo revisando su etiqueta energética y que en ella aparezca la A que son los electrodomésticos que menor uso de energía realizan y proporcionan un funcionamiento igualmente óptimo.

8. Stand by

El stand by o también conocidos coloquialmente como los vampiros energéticos pueden corregirse y así evitar un consumo de energía innecesaria y ahorrar en la factura de la luz.

Enchufa todos aquellos dispositivos que al apagarse permanezcan en stand by a una misma regleta y así podrás apagar a la vez todos esos aparatos que se quedan con una lucecita encendida y que siguen consumiendo.

9. Sistemas de calefacción y refrigeración

Los sistemas de calefacción y refrigeración son los grandes consumidores de energía en nuestro hogar y por ello es necesario realizar un continuo mantenimiento para verificar que se encuentra en buen estado para así evitar posibles pérdidas de energía.

Ya sabes que deben ponerse en marcha cuando sea necesario y manteniendo las temperaturas recomendadas y que se estiman como confortables, siendo entre 19-21ºC para invierno y 24-26ºC en verano.

El aumentar o disminuir la temperatura de nuestros sistemas de calefacción o refrigeración puede suponer un incremento notable en nuestra factura final.

10. Cambiar de compañía eléctrica

Todos los consejos que te hemos proporcionado son muy útiles para ahorrar en la factura de la luz pero sin duda, la forma más efectiva de hacerlo es cambiando de compañía si la actual no te ofrece precios económicos.

Recuerda que tú, como consumidor, dispones de total libertad para elegir con qué compañía eléctrica facturar tus suministros, sin en el mercado regulado o en el libre.

¡Forma parte de la energía viva!