Precio de la luz Fijo vs Indexado

Sabemos que la elección de un contrato con precio fijo o de un contrato con precio indexado, no es algo fácil, por eso vamos a intentar ayudarte a elegir de manera correcta las ventajas e inconvenientes de cada una de estas modalidades de contratación eléctrica.

Te damos un primer detalle sobre qué es cada tipo de Oferta Eléctrica

Con el Precio Fijo, el usuario acuerda un precio fijo del Kwh durante un periodo de tiempo determinado, tanto el precio de la energía como el precio de la potencia quedan sujetos a variaciones administrativas y que son publicadas en el BOE, 

Con el Precio Indexado, paga un precio variable por la energía eléctrica consumida en función del precio de compra de la energía en el mercado mayorista más un pequeño fee o comisión por la gestión de intermediación que hace la comercializadora eléctrica. Es un fórmula más transparente para los usuarios, pero al mismo tiempo con más riesgos, ya que depende de muchas variables y por norma general es más útil en suministros de consumos superiores a los 50.000 Kwh/año.

 

Ventajas e Inconvenientes en la modalidad de Precio Fijo:

Ventajas: 

  • Estabilidad en el precio, pagarás lo mismo durante un periodo determinado.
  • No tendrás que estar pendiente de las variaciones del mercado excepto de la parte administrativa publicada en el BOE.
  • Tendrás un factura eléctrica más simple.
  • Compras a medio plazo cuando el mercado está bajo.

Inconvenientes:

  • Permanencias, aunque este tipo de tarifa te puede ofrecer grandes descuentos, también conlleva penalizaciones si desistes del contrato antes de su finalización. 
  • La mayoría de estos precios incluyen servicios extras (servicios de mantenimientos, protección de pagos, etc) que te encarecen la factura o también llamados Prima de Riesgo. 
  • Falta de flexibilidad en el tiempo.
  • Imposibilidad de conocer a través de un mercado oficial la cotización real a la que estás comprando en ése momento ya que has cerrado un precio fijo a 12 meses.

 

Ventajas e Inconvenientes en la modalidad del Precio Indexado:

Ventajas:

  • Es una buena opción si tienes un contador con telegestión o telemetría activada  y de esta manera evitar lecturas estimadas ya que se envían de manera automática a tu comercializadora eléctrica.
  • Podrías obtener ahorros más interesantes que en la contratación fija a largo plazo, obteniendo beneficios de hasta un 20%.
  • El método de facturación es más detallado que un Precio Fijo, por lo que te puede aportar más tranquilidad al momento de saber lo que te están facturando y lo que estás pagando.
  • Permanencias, aunque este tipo de contratación eléctrica y en el caso de algunas compañías eléctricas te permite la opción de poder cambiar a un precio fijo en el momento que consideres oportuno.

Inconvenientes:

  • Si tu contador no tiene telegestión activada te aplicarán un “indexado a medias” basado en la media del consumo de todo el país.
  • Las variaciones del precio están sujetos a cualquier tipo de fenómeno tal como el tiempo, la cotización de los carburantes, etc.
  • Aunque puedes ahorrar, sobretodo a largo plazo, debes tener siempre claro que hay meses en los que la energía cuesta más dinero de lo previsto.
  • Factura compleja debido a precios y variables diferentes.

 

Una vez comentado todos los puntos anteriores y para poder elegir de manera correcta hemos de considerar estas dos variables, consumo de energía durante los 12 meses de vigencia del contrato y nuestra situación financiera a futuros, con un escenario más claro nos podremos decantar por la mejor oferta de luz en el mercado eléctrico.

¡Forma parte de la energía viva!