GreenPeace pinta un gran sol en el centro de Barcelona a modo de protesta

El pasado 21 de marzo la céntrica plaza barcelonesa de Francesc Macià amanecía con el dibujo de un Sol pintado alrededor de toda la glorieta.

GreenPeace se atribuía la autoría de esta “obra” coincidiendo con el inicio del verano y con el fin principal de exigir la derogación del llamado impuesto al Sol que ha instaurado el gobierno, además de las numerosas trabas que existen en relación al autoconsumo.

En este sentido, la entidad ecologista quiere dejar clara su posición antagónica al gobierno español, quien se niega a retroceder en este aspecto.

Con esta acción, GreenPeace pretende mantener su oposición a las medidas del gobierno español que dificultan la implantación y utilización de energías renovables y el autoconsumo por parte de los ciudadanos.

Esta pintada pretende mostrar al mundo la urgente implantación de medidas que velen por la sostenibilidad del medio ambiente, y que normas como el “impuesto al sol” sólo favorecerán el deterioro del planeta.

GreenPeace insiste en la importancia de cuidar el planeta y ello pasa por la transformación de las fuentes de energías, es decir, fomentar el uso de energías renovables, por tratarse de energías limpias e inagotables.

Bajo el lema “el Sol es de todos” la organización ecologista insiste en que el gobierno cambie de parecer y piden que el estado se responsabilice y actúe contra el cambio climático ya que nos afecta a todos.

Esta acción reivindicativa forma parte de un grupo de actuaciones llevadas a cabo en otras ciudades europeas a raíz de la Cumbre del Clima en París, para recordar a al mundo la necesidad de abandonar la utilización de energías fósiles y nucleares y pedir a los gobiernos que faciliten y apoyen la transición a energías renovables y fomenten el autocosumo, en lugar de poner trabas.

¡Forma parte de la energía viva!