Cómo cambiar de nombre la luz en un piso de alquiler

Cuando has tomado la decisión de alquilar un piso lo normal antes de entrar a vivir es poner al día el estado de los suministros. El más importante es la luz, lo primero es saber si hay que contratar luz o si ya está contratada y de ser así si las características de la tarifa de luz nos interesan.

Para saber esto lo mejor es hablar con el propietario del inmueble y pedirle la última factura de luz en la que podremos saber el tipo de tarifa de luz contratada, la potencia y el consumo. Además disponer de esta factura será necesario si queremos cambiar la titularidad.

También es recomendable que anotes o hagas una foto sobre los kWh que muestra el contador, de esta forma podremos saber si en la primera factura de luz pagamos únicamente nuestra parte o estamos asumiendo un coste de consumo del anterior inquilino.

¿Y si quiero contratar otra comercializadora eléctrica?

Esta opción cada vez es más habitual sobre todo si la tarifa del anterior inquilino no te interesa. Realizar este proceso es sencillo, lo primero que tenemos que hacer es conseguir que el contrato esté a nuestro nombre, para realizar esta gestión son necesarios unos datos que podremos encontrar en la última factura:

Los datos del anterior titular.

Puede ser el anterior inquilino o el propietario. Estos datos básicamente son el nombre, apellidos y DNI. Estos datos los podemos encontrar en la factura de luz.

Datos personales y de facturación.

Durante el proceso nos pedirán nuestros datos, con lo cual es bueno que tengamos a mano nuestros datos bancarios.

Contrato vigente y CUPS.

Será necesario disponer del número de contrato que esté vigente en el momento de la gestión y el número CUPS.

En algunos casos también puede suceder que nos pidan la firma de autorización por parte del anterior titular del contrato de luz, sobre todo si estamos interesados en modificar la potencia. Aunque sea obvio recuerda que no es lo mismo hacer cambio de titular que hacer un traspaso de contrato, en este último caso el nuevo inquilino asumiría las deudas del anterior inquilino si se diera el caso.

A partir de este momento ya eres responsable del contrato en vigor, lo cual es mucho mejor para ambas partes, es decir, para el inquilino y para el propietario del inmueble. Como propietario, si el inquilino no paga el suministro de la luz no nos afectará ya que la compañía reclamará la deuda al titular del contrato, o lo que es lo mismo al inquilino.

Una vez somos titulares del actual contrato de luz podemos valorar quedarnos con la misma comercializadora eléctrica o bien buscar una nueva que nos interesa más.

Cómo puedo informarme sobre la comercializadora que más me interesa

En un sector como este es muy común sentirse “perdido” y no saber por donde empezar a buscar si estamos interesados en cambiar de compañía eléctrica en busca de mejores ofertas o simplemente en busca de ahorro en la factura de la luz.

La mejor opción es que busques un comparador de luz a través del cual puedas comparar entre las mejores compañías del sector energético, entendiendo por las mejores compañías aquellas que ofrecen las mejores tarifas y su tasa de fidelidad demuestran dar un buen servicio.

Un ejemplo de comparador de luz y gas que cumple con estas características es AhorreLuz, su rapidez y fácil uso ha hecho que miles de usuarios hayan podido de cambiar de compañía eléctrica de forma sencilla y transparente.

¡Forma parte de la energía viva!