Las subastas de renovables condenarán el bolsillo de las distribuidoras eléctricas

La sensibilidad del mercado eléctrico español es una realidad, el precio del “pool” eléctrico esta por las nubes, la fluctuación de generación de energía en épocas de condiciones climáticas adversas, constantes polémicas con las distribuidoras, etc; tarde o temprano, cabía de esperar que alguien se diera cuenta de los problemas económicos que tendrán que afrontar las distribuidoras a largo plazo, debido a la adjudicación de los megavatios realizados en las subastas de renovables de mayo y julio.

Y no es otro que Goldman Sachs, uno de los grupos de banca de inversión y valores más grandes del mundo; que advertía de la futura inestabilidad económica que sufrirán las distribuidoras energéticas en España. Más concretamente, prevén que se reducirá un 8% de media el beneficio por acción para 2020-2025. Endesa, con una previsión de un 15% menos de beneficio por acción encabeza la lista, siguiéndole de cerca Iberdrola con un 11% y Gas Natural Fenosa con el 10%, y por último Acciona y REE, con un 6% y 4%, respectivamente.

Además, la agencia de calificación crediticia Moody´s, también ha advertido que aumentaran los costes y la exposición al riesgo de las distribuidoras.

Pero no todo son malas noticias; Moody´s calcula una bajada del precio de la electricidad y que esta subasta de renovables aumentará la capacidad de energía solar y eólica un 29% para finales del 2019.

Son tiempos difíciles para todos, pero no podemos perder de vista la meta, que es conseguir un futuro 100% renovable y sostenible, y el siguiente paso que tenemos que dar es llegar al 20% de energía para 2020.

¡Forma parte de la energía viva!