¿Cómo ahorra energía en casa el CEO de Nabalia?

Hoy os traemos un testimonio del ahorro que se puede conseguir realizando pequeños cambios en nuestros hábitos de consumo y ajustando nuestro sistema eléctrico para optimizarlo.

Es posible ahorrar energía en casa a través de la aplicación de buenas prácticas y nadie mejor para contarnos cómo conseguirlo que la persona que está al frente de una compañía comprometida con la eficiencia energética como modo de vida para actuar de forma comprometida con el medio, el CEO de Nabalia Energía.

Isaac Martínez, fundador y CEO de Nabalia Energía nos abre las puertas de su casa para mostrarnos cómo ahorrar energía y los métodos desarrollados para conseguir este fin.

Desde el inicio de Nabalia Energía, el objetivo principal de la compañía ha sido velar por el ahorro tanto energético como económico de sus usuarios, por ello, hoy os contaremos qué medidas ha aplicado su fundador para ahorrar energía en su propia casa.

Medidas aplicadas por el fundador de Nabalia Energía para ahorrar energía

Lo primero que nos cuenta Isaac Martínez, es la importancia de una casa bien aislada, construida con unos materiales que favorezcan el mantenimiento de una temperatura óptima en su interior.

En este caso, el CEO de Nabalia nos recomienda utilizar materiales destinados a la obtención de una correcta aislación como puede ser la madera.

Así, conviene usarla tanto en el exterior, puertas y ventanas, como en el interior formando parte de la decoración del inmueble.

Es muy aconsejable colgar cuadros de madera en las paredes, por ejemplo, puesto que así se consigue mantener la temperatura adecuada de la que antes hablábamos.

Continuando con nuestra visita por la casa, podemos ver como en todas las estancias que cuentan con ventanas al exterior están perfectamente cubiertas con gruesas cortinas que evitan que entre en frío en los meses de invierno.

También nos cuenta la importancia de aprovechar la luz del Sol, por muy tópico que suene, es una manera efectiva de calentar nuestro hogar en épocas frías. Esto permite, además de ventilar la vivienda, encender más tarde la calefacción aprovechando esa entrada de luz solar por las mañanas.

Además, con la llegada de la primavera empezaremos a disfrutar de más horas de sol al día y con ello la necesidad de luz artificial disminuirá. Para el fundador de Nabalia Energía, es fundamental el aprovechamiento de los recursos naturales que ofrece el entorno pues “tenerlos en cuenta puede reducir notablemente el consumo de energía y con ello abaratar los recibos”.

La iluminación, otro punto importante si nos planteamos cómo ahorrar en energía. En este sentido, la mejor alternativa es cambiar todas las luces convencionales de la casa por LEDs. Su bajo consumo y larga durabilidad nos reportarán un ahorro notable en la factura final.

Isaac es rotundo en este aspecto, según él, “debería ser de obligado cumplimiento la instalación en viviendas de nueva construcción de tecnología LED, no sólo por el ahorro en luz que presentan si no por sus características respetuosas y sostenibles con el medio ambiente”.

Otra recomendación importante que nos ofrece Isaac, es revisar la etiqueta energética cuando vayamos a adquirir un nuevo aparato eléctrico. Es muy importante tener este aspecto en cuenta y comprar aquellos en cuya etiqueta versa la letra A, pues serán aquellos que requieran un menor consumo de energía ofreciendo un funcionamiento óptimo.

Por último, nos recuerda la existencia de un tipo de energía contraria a la necesaria para hacer funcionar nuestros electrodomésticos, nos habla de la energía reactiva y sus consecuencias. Controlar este tipo de energía es esencial para evitar subidas de precio en las facturas.

Estos son sólo algunos aspectos a tener en cuenta dentro de una gran variedad de alternativas existentes en materia energética para conseguir ahorrar en la factura a final de mes.

Pero sin duda, lo más importante para ahorrar energía es actuar siempre teniendo como principio la eficiencia energética. Si recordamos la definición de este concepto, nos remite a la utilización de la energía de forma eficiente y responsable.

¡Forma parte de la energía viva!