Estudio energético

En Nabalia contamos tanto con el factor humano como tecnológico necesario para realizar un estudio energético de tu vivienda. A continuación te contamos todo lo que te interesa saber a la hora de solicitar este informe.

¿Qué es un estudio energético?

Un estudio energético es un documento ejecutado por un experto con el fin de conseguir un ahorro económico efectivo para el usuario. Son distintas variables las que se tienen en cuenta para llevarlo a cabo entre las que podemos destacar el estudio del consumo real del cliente así como el uso de los distintos dispositivos que requieren energía para optimizar su funcionamiento y garantizar el ahorro tanto energético como económico.

¿Cómo se hace?

Para hacer un estudio energético debemos prestar atención a los siguientes puntos:

  • Medida dispositivo a dispositivo del consumo energético.
  • Análisis de la facturación en energía.
  • Estudio de hábitos de consumo.
  • Informe sobre iluminación.
  • Estudio de la climatización.

A partir del análisis de todos estos elementos se elabora un informe final en el que se presentan diferentes posibles medidas para solventar problemas de consumo disparado si lo hubiera o simplemente mejoras para efectuar el ahorro energético y por tanto económico.

En ocasiones no son necesarias grandes medidas, basta con cambiar algunos hábitos de consumo y prestar atención a pequeños gastos para lograr un ahorro significativo en tu factura. Si este es tu caso, también te ayudaremos a conseguirlo.

Pero, ¿por qué debo realizar un estudio energético?

  • Para mejorar tu factura de la luz: En Nabalia ponemos a tu disposición diferentes tipos de tarifas para que puedas escoger aquella que mejor se ajusta a tus necesidades de consumo.
  • Para que la iluminación de tu hogar sea eficiente y económica: Te proponemos el cambio de tus bombillas convencionales por LEDs, cuya duración y eficiencia es superior.
  • Para que la energía reactiva no suponga un gasto extra en tu factura: A través de la instalación de baterías condensadoras reducimos la demanda de energía reactiva y optimizamos el funcionamiento de tus dispositivos.
  • Para obtener el certificado energético de nuestra vivienda: Como sabes, es obligatorio disponer de un documento que certifique la eficiencia energética de nuestro inmueble.

Como te comentábamos antes, el estudio energético no es sinónimo de grandes inversiones para reajustar nuestro sistema de suministro eléctrico, a veces basta con conocer cuáles son los hábitos erróneos de consumo que hacen que nuestra factura de luz se dispare y actuar realizando pequeños cambios en la usanza de los dispositivos.

¡Tú decides cuando empezar!