Inventos que funcionan con energía solar

La energía solar no solo es aprovechable gracias a sistemas de placas solares fotovoltaicas y colectores térmicos. Hoy en día, existen y se están investigando ingenios que se saltan el intermediario de un productor de energía eléctrica y la autoconsumen ellos mismos, con placas solares incorporadas a su inteligente diseño.

Electrónica

En lo que respecta a dispositivos electrónicos que se sirven de la energía solar, podemos encontrar desde los aparatos más comunes —como ordenadores o máquinas cortacésped— hasta inventos más avanzados y experimentales.

Contamos, con un ejemplo de lo más sencillo pero muy útil: una correa para cámaras de fotos que, además, la puede recargar. Esta ingeniosa correa cuenta con placas solares para captar la energía.

Los televisores también son capaces de servirse de la energía solar. Ejemplo de esto es el modelo desarrollado por Sharp: el Aguos TV. Este prototipo accionado por la luz solar cuenta con una pantalla LCD de 26 pulgadas.

La compañía WeWi Telecommunications ha desarrollado el pórtatil SOL, un ordenador que puede cargarse gracias a unos paneles solares que lleva incorporados y que puede suponer una revolución para la educación en países en desarrollo. La energía solar le dota de hasta 10 horas de autonomía. Además, posee pantalla HD y es sumergible.

Biogri, por otro lado, es una barbacoa que se sirve de una placa solar para acumular energía y calentar los alimentos, sin la necesidad de quemar combustible ni emitir ningún humo nocivo. Otra opción a la hora de cocinar tus alimentos es la cocina solar portátil GoSun. Este invento puede llegar a alcanzar los 370 Cº y permite hervir, hornear o freír en aproximadamente 20 minutos gracias a unos reflectores de luz.

Gracias a la energía solar también se puede disfrutar de una buena ducha caliente de forma sencilla y más barata, sin la necesidad de instalar un sistema de placas fotovoltaicas o colectores térmicos. La SunShower puede calentar el agua hasta los 140 Cº tras estar expuesta un par de horas al Sol.

Si todos los enchufes están ocupados y necesitas cargar tu portátil de forma urgente, el enchufe solar desarrollado por la compañía Kyuho Song & Boa Oh es tu solución. Gracias a su ventosa, podemos adherir este enchufe a cualquier ventana para que capte la energía solar y podamos enchufar nuestro cargadores.

Uno de los mayores fabricantes de cortadoras de césped, Husgyarna, ha desarrollado un modelo robótico que se sirve de la energía solar para obtener una autonomía de 40 minutos.

Para los más pequeños contamos con revolucionarios juegos de construcción de robots y coches que se sirven de la energía solar de pequeñas placas solares para funcionar.

Una de las apuestas más transgresoras sin duda es la del Solar Sinter, aparato ideado por el emprendedor Markus Kaiser. Este ingenio consiste en una impresora 3-D de alta tecnología que se sirve de la luz solar y de la arena como fuente de energía y materia prima —respectivamente— para crear todo tipo de objetos de cristal.

Moda y accesorios

Gracias a estos ingenios, irradiarás sentido de la moda y energía limpia. Por ejemplo, podemos encontrar un vestido formado por módulos constituidos por un total de 448 placas solares en miniatura, capaces de captar la energía de nuestra estrella.

También existen gafas de sol que, además de proteger nuestros ojos, utilizan la radiación solar para cargar nuestros gadgets personales.

Solarjo Power Purse, ideado por Joe Hynek —profesor del departamento de Ingeniería Mecánica de la Universidad Estatal de Iowa—, es un bolso cubierto por pequeños paneles solares con los que es posible cargar tu móvil. En la misma línea encontramos mochilas y maletines —como el modelo OPTI-Solar Briefcase— solares, capaces de reunir la energía del astro y cargar nuestros dispositivos electrónicos en cualquier lugar, hasta los más inhóspitos como montañas o playas.

Mobiliario

El enorme potencial de la energía solar también es aplicable a muebles tan mundanos como sillas y mesas, pero siempre con una vuelta de tuerca, imaginación y un gran valor añadido. Un ejemplo podría ser la Soft Rocker, una hamaca con paneles solares de 35 W. Gracias a esta futurística hamaca, podremos recargar nuestro móvil o nuestro portátil mientras disfrutamos de su comodidad.

Por otro lado encontramos las Sun Table, mesas de un altísimo coste que son capaces de captar la energía solar.

Transporte

Los vehículos que se impulsan gracias a energía eléctrica limpia son una opción de movilidad ecológica cada vez más establecida en nuestra sociedad —ejemplo de ello son los coches con motores eléctricos o híbridos—. Sin embargo, también existen prototipos que se sirven directamente de la fuente de energía para funcionar.

Nuestro primer caso es el Planet Solar, el barco más grande propulsado por la energía del Sol. La superficie de esta enorme embarcación está cubierta por 38.000 paneles solares fotovoltaicos. En una línea similar encontramos botes personales con techos solares que les aportan autonomía de funcionamiento, lanchas que alcanzan hasta 30 nudos de velocidad gracias a un motor eléctrico de 80 kW y lujosas limusinas marinas como la Solar Powered Mar Limousine.

También hay coches solares —no los confundamos con aquellos que poseen un motor que se alimenta de la electricidad que se genera gracias a la energía solar—. Estos coches llevan incorporadas en su carrocería placas fotovoltaicas. En la actualidad, los modelos eVe y Sokrat son de los más veloces —140 y 120 km/h respectivamente—.

Pero la movilidad gracias a la energía solar no se limita al mar y a la tierra. El cielo también está cubierto gracias al Solar Impulse 2, un avión solar capaz de permanecer cinco días volando sin necesidad de aterrizar.

Además, en Barcelona contamos con un novedoso aparcamiento que se sirve de la energía recogida por las placas fotovoltaicas instaladas en la parte superior del edificio para suministrar electricidad a un total de 24 puntos de recarga para coches eléctricos.

Como podemos ver, aunque en la mayoría de los casos estos inventos son prototipos, su implantación en el mercado parece cada vez más próxima. Las posibilidades y el potencial de la energía que nos aporta el Sol parecen prácticamente infinitas.

¡Forma parte de la energía viva!