Todo lo que debes saber sobre el autoconsumo

Quizá hayas oído hablar mucho sobre un tema tan actual como el autoconsumo, la palabra es bastante autodescriptiva y se trata de la capacidad de producir o gestionar la energía que consume el propio productor.

Existen dos tipo de autoconsumo que explicamos de forma simple. El autoconsumo eléctrico aislado y el autoconsumo eléctrico con conexión a red.

  • Autoconsumo eléctrico aislado. El objetivo de este sistema es producir la energía que el productor consumirá en el instante o que almacenará en sus propias baterías para consumir en otro momento.
  • Autoconsumo eléctrico con conexión a red. Este forma de autoconsumo consiste en utilizar la energía producida y entregar el excedente de energía producida a la red eléctrica descontando esta energía producida de forma extra de la factura final del productor. Este formato se conocer como “net metering” o balance neto.

Elementos necesarios para el autoconsumo eléctrico

Una instalación eléctrica está compuesta básicamente por un sistema de generación, un sistema de regulación y conversión y elementos auxiliares como equipos de acumulación, de protección, etc.

Los sistemas de generación son los responsables de transformar la fuente de donde se obtiene la energía en electricidad. Según la fuente nos podemos encontrar los siguientes elementos.

Placas solares

Las placas solares para autoconsumo son las responsables de transformar la energía luminosa en electricidad. Esta es obtenida en forma de corriente continua y además las placas solares para autoconsumo pueden ser fijas o móviles para lograr captar la luz solar el mayor tiempo posible.

Aerogeneradores

Los aerogeneradores transforman la energía procedente de la fuerza del viento en electricidad. Un aerogenerador está compuesto por un mástil, las palas, y el eje central donde se albergan los engranajes que multiplican la velocidad del eje para que el generador produzca la electricidad.

Básicamente estos son los dos sistemas que se utilizan en los hogares para conseguir el autoconsumo. Además de estos elementos, que son los más llamativos, hay otra serie de dispositivos que se hacen imprescindibles como los equipos de acumulación, los elementos de protección, el conversor o el transformador.

Ventajas del autoconsumo

El autoconsumo eléctrico tiene varias ventajas, tanto para el productor/consumidor como para el sistema eléctrico:

Energías Renovables. La obtención de energía para autoconsumo proviene de fuentes de energía renovables o, dicho de otra manera, limpias, inagotables y respetuosas con el medio ambiente.

Ahorro. Estos sistemas suponen un ahorro tanto energético como económico. Tras la amortización de la infraestructura para autoconsumo el productor podrá consumir electricidad de forma “gratuita”.

Distribución más optimizada. Al consumirse energía en el mismo lugar que es producida se reduce la pérdida de energía que habitualmente se pierde en el transporte a través de la red eléctrica.

Menos Incidencias. Evitamos cortes de electricidad y subidas de tensión como ocurre durante las horas punta por el exceso de demanda.

Como podrás ver el autoconsumo eléctrico no será una tendencia pasajera y en cuanto España se equipare a otros países como Italia, Bélgica o Alemania en cuanto a las primas y beneficios por usar energías renovables seguro que será una técnica cada vez más usada en los hogares y en las Pymes para reducir el precio de la factura de la luz.

¡Forma parte de la energía viva!