Todo lo que debes saber sobre el autoconsumo

El autoconsumo eléctrico consiste en la capacidad de producir la electricidad que consumimos, te lo contamos en detalle.

Autoconsumo electrico

Quizá hayas oído hablar mucho sobre un tema tan actual como el autoconsumo, la palabra es bastante autodescriptiva y se trata de la capacidad de producir o gestionar la energía que consume el propio productor.

Existen dos tipo de autoconsumo que explicamos de forma simple. El autoconsumo eléctrico aislado y el autoconsumo eléctrico con conexión a red.

  • Autoconsumo eléctrico aislado. El objetivo de este sistema es producir la energía que el productor consumirá en el instante o que almacenará en sus propias baterías para consumir en otro momento.
  • Autoconsumo eléctrico con conexión a red. Este forma de autoconsumo consiste en utilizar la energía producida y entregar el excedente de energía producida a la red eléctrica descontando esta energía producida de forma extra de la factura final del productor. Este formato se conocer como “net metering” o balance neto.

Elementos necesarios para el autoconsumo eléctrico

Una instalación eléctrica está compuesta básicamente por un sistema de generación, un sistema de regulación y conversión y elementos auxiliares como equipos de acumulación, de protección, etc.

Los sistemas de generación son los responsables de transformar la fuente de donde se obtiene la energía en electricidad. Según la fuente nos podemos encontrar los siguientes elementos.

Placas solares

Las placas solares para autoconsumo son las responsables de transformar la energía luminosa en electricidad. Esta es obtenida en forma de corriente continua y además las placas solares para autoconsumo pueden ser fijas o móviles para lograr captar la luz solar el mayor tiempo posible.

Aerogeneradores

Los aerogeneradores transforman la energía procedente de la fuerza del viento en electricidad. Un aerogenerador está compuesto por un mástil, las palas, y el eje central donde se albergan los engranajes que multiplican la velocidad del eje para que el generador produzca la electricidad.

Básicamente estos son los dos sistemas que se utilizan en los hogares para conseguir el autoconsumo. Además de estos elementos, que son los más llamativos, hay otra serie de dispositivos que se hacen imprescindibles como los equipos de acumulación, los elementos de protección, el conversor o el transformador.

Ventajas del autoconsumo

El autoconsumo eléctrico tiene varias ventajas, tanto para el productor/consumidor como para el sistema eléctrico:

Energías Renovables. La obtención de energía para autoconsumo proviene de fuentes de energía renovables o, dicho de otra manera, limpias, inagotables y respetuosas con el medio ambiente.

Ahorro. Estos sistemas suponen un ahorro tanto energético como económico. Tras la amortización de la infraestructura para autoconsumo el productor podrá consumir electricidad de forma “gratuita”.

Distribución más optimizada. Al consumirse energía en el mismo lugar que es producida se reduce la pérdida de energía que habitualmente se pierde en el transporte a través de la red eléctrica.

Menos Incidencias. Evitamos cortes de electricidad y subidas de tensión como ocurre durante las horas punta por el exceso de demanda.

Como podrás ver el autoconsumo eléctrico no será una tendencia pasajera y en cuanto España se equipare a otros países como Italia, Bélgica o Alemania en cuanto a las primas y beneficios por usar energías renovables seguro que será una técnica cada vez más usada en los hogares y en las Pymes para reducir el precio de la factura de la luz.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El comentario enviado no será visible hasta que un moderador lo apruebe.

Gracias. Su mensaje se ha enviado correctamente.

De conformidad con lo establecido en la normativa vigente en Protección de Datos de Carácter Personal, le informamos que sus datos serán incorporados al sistema de tratamiento titularidad de Nabalia Energía 2000, S.A. con CIF A66585191 y domicilio social sito en PL. URQUINAONA, Nº 7, 3º-1ª 08010, BARCELONA, con la finalidad de atender sus consultas y remitirle comunicaciones comerciales que puedan ser de su interés.

En cumplimiento con la normativa vigente, Nabalia Energía 2000, S.A. informa que los datos serán conservados durante el plazo estrictamente necesario para cumplir con los preceptos mencionados con anterioridad.

Mientras no nos comunique lo contrario, entenderemos que sus datos no han sido modificados, que usted se compromete a notificarnos cualquier variación y que tenemos su consentimiento para utilizarlos para las finalidades mencionadas.

Nabalia Energía 2000, S.A. informa que procederá a tratar los datos de manera lícita, leal, transparente, adecuada, pertinente, limitada, exacta y actualizada. Es por ello que Nabalia Energía 2000, S.A. se compromete a adoptar todas las medidas razonables para que estos se supriman o rectifiquen sin dilación cuando sean inexactos.

De acuerdo con los derechos que le confiere el la normativa vigente en protección de datos podrá ejercer los derechos de acceso, rectificación, limitación de tratamiento, supresión, portabilidad y oposición al tratamiento de sus datos de carácter personal así como del consentimiento prestado para el tratamiento de los mismos, dirigiendo su petición a la dirección postal indicada más arriba o al correo electrónico info@nabaliaenergia.com.

Asimismo y de acuerdo con lo establecido en la Ley 34/2002, de 11 de julio, de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico, en su artículo 21, solicitamos también su consentimiento expreso para enviarle publicidad de nuestros productos o promociones que consideremos puedan ser de su interés, por correo electrónico o por cualquier otro medio de comunicación electrónica equivalente.

Le informamos que podrá revocar en cualquier momento el consentimiento prestado a la recepción de comunicaciones comerciales enviando un e-mail a la dirección de correo electrónico: info@nabaliaenergia.com. Podrá dirigirse a la Autoridad de Control competente para presentar la reclamación que considere oportuna.


Scroll Top