5 ideas de reciclaje en empresas

¿Reciclas en tu hogar, pero quieres seguir practicando hábitos sostenibles en tu oficina también? Aquí tienes 5 ideas fáciles para lograrlo.
5 ideas de reciclaje en empresas
Ser sostenible es un estilo de vida, y tomar acciones de reciclaje en nuestras oficinas es de gran importancia, ya que los desperdicios de las oficinas representan un peligro para nuestro planeta, además nos ayudará a ahorrar costes. Existen varias opciones por las cuales podemos comenzar a reciclar.

Contenedores de basura recicladores

Dividir los desechos en orgánicos e inorgánicos, es un procedimiento fácil y sumamente importante. Con pequeñas acciones como esta ayudarás a tener caudales de agua más limpios, y evitarás la propagación de sustancias tóxicas para el medio ambiente. Los contenedores de colores también incitan a que todo el mundo participe en el reciclaje.

Reciclaje de desechos electrónicos en puntos verdes

Todos los objetos electrónicos que ya no funcionen pueden llegar a ser nocivos para el ambiente, el 82,6% de estos productos no se reciclan. Podemos ser amigables con el ambiente llevándolos a los puntos limpios o verdes distribuidos por toda la ciudad. No hay horario ni cantidad establecida para dejar estos desechos. Además de poder darles una segunda vida con alguien que los necesite.

Reciclaje de papel

El papel y el cartón son materiales que se pueden reciclar en un 100%. En caso de tener papeles con información valiosa, podemos recurrir a las trituradoras de papel. Sustituir papel por medios electrónicos también ahorra nuestros costes de insumos. Al igual que la compra de papel reciclado.

Iluminación LED

Que nuestros espacios laborales estén bien iluminados, es clave para un buen rendimiento de los colaboradores. Se puede conseguir hasta un 80% de ahorro energético con estas instalaciones, ya que consumen 2,5 veces menos energía que las lámparas halógenas, lo que implica un gran ahorro en las facturas.

Optimización eficiente de energía

Tratar de aprovechar al máximo la luz solar, encender la calefacción o el aire acondicionado en horarios establecidos y apagar los equipos al finalizar la jornada laboral nos ayudará con el ahorro de energía.
Pequeños cambios en nuestros hábitos diarios son grandes contribuciones para nuestro planeta. Que nuestras empresas se involucren en el reciclaje no solo ayuda al medio ambiente, sino que también les da una buena imagen como empresas responsables, ya que cada vez más la sociedad se preocupa y son más sensibles con temas ambientalistas. No se necesita ser una gran empresa para convertirse en "eco-friendly", ni crear grandes fondos de inversión, con pequeñas acciones se pueden generar grandes cambios.