¿Cómo ahorrar energía con un aire acondicionado inverter?

¿Conoces la tecnología inverter? Hoy te explicaremos cómo hace que los equipos de aire acondicionado que la incluyen sean mucho más eficientes y, por tanto, más económicos a final de mes.
¿Cómo ahorrar energía con un aire acondicionado inverter?

Índice de contenidos

El aire acondicionado se convierte en nuestro mayor aliado cuando suben las temperaturas evitando morir de calor, sin embargo, todos somos conscientes de los efectos negativos que tiene para nuestra salud.

Pero no solo tiene un impacto negativo en nuestra salud, sino que el uso descontrolado del aire acondicionado supone un consumo energético elevado, perjudicando así, además de nuestro bolsillo, el medioambiente.

Aunque existen formas más económicas y ecológicas de refrescarnos en verano, el aire acondicionado es el método más extendido. Fíjate cuando vas paseando por la calle, ¿no te parece raro encontrar fachadas sin lo que conocemos como ‘unidades exteriores’ —esa especie de caja que recoge el compresor, el condensador y el ventilador, entre otros elementos—?

Y es que los sistemas de aire acondicionado más instalados son aquellos que se componen de dos piezas principales: una interior y otra exterior, esta última con mayor impacto visual sobre la fachada.

Pese al impacto negativo que tienen en nuestra salud y en el medioambiente, existen alternativas más eficientes y por tanto menos contaminantes. Es por ello que hoy hablaremos del aire acondicionado inverter.

¿Qué es el aire acondicionado inverter?

La tecnología inverter es aquella que establece una velocidad de trabajo del compresor constante en el tiempo para mantener siempre la temperatura deseada lo que ayuda a ahorrar energía.

El compresor de un equipo de aire acondicionado convencional funciona con dos velocidades, cuando lo encendemos y el condensador trabaja al 100% y cuando se apaga. Su funcionamiento es el siguiente: al encenderlo el condensador trabaja a máxima potencia para alcanzar la temperatura deseada y una vez conseguida para. De nuevo, vuelve trabajar a máxima potencia cuando detecta que la zona se ha calentado hasta conseguir la temperatura establecida.

De esta forma, un aire acondicionado sin tecnología inverter está constantemente encendiéndose y apagándose generando un consumo de energía mucho mayor.

En cambio, un aire acondicionado inverter regula la velocidad del condensador para mantener la temperatura que deseamos sin llegar a parar su funcionamiento. Esto hace que la máquina trabaje a una marcha constante por lo que el gasto de energía es menor.

En la siguiente imagen podremos ejemplificar el gasto energético de un aire acondicionado no inverter.

Aire acondicionado inverter

La moto roja (aire acondicionado inverter) trabaja a una velocidad constante para mantener la temperatura ideal de la estancia realizando así un menor consumo de energía. En cambio, la moto azul (aire acondicionado no inverter) trabaja a una única velocidad para llegar a la temperatura deseada y se apaga cuando la consigue, volviéndose a encender cuando el espacio se calienta. Este sistema, como puedes observar, supone un gasto mayor de energía. Es decir, o está funcionando a una velocidad elevada o está apagado.

Además, la estancia con un aire acondicionado convencional sufre temperaturas más extremas al calentarse y enfriarse en exceso.

Ventajas del aire acondicionado invertern

La ventaja principal del aire acondicionado inverter es el ahorro de energía al mantener una velocidad de trabajo constante y, por ende, la reducción de nuestras factura de luz. Sin embargo encontramos otras. Aquí te dejamos algunas:

  • Disfruta de una estancia más confortable al mantener una temperatura constante.
  • Mayor eficacia ya que un aire acondicionado inverter logra la temperatura deseada en menor tiempo que uno convencional.
  • Mayor duración de la máquina ya que el aire acondicionado inverter no realiza encendidos y apagados continuos y tampoco trabaja a una velocidad elevada.

Otras formas de enfriar nuestra vivienda en veranon

Es cierto que contar con un sistema de refrigeración en verano hace nuestra vida más cómoda y si es un aire acondicionado inverter ayuda a nuestra economía y al planeta, pero no todo el mundo tiene la posibilidad de adquirir estos sistemas. Es por ello que veremos otras formas de no pasar calor, o al menor no tanto, durante los meses más cálidos:

  • Refrescar nuestra casa cuando cae el sol ayudará a ventilar y refrescar nuestra vivienda, evitando así la acumulación de calor.
  • Regar las plantas de la terraza o el jardín favorecerá la humedad de la tierra y ayudará a mantener el frescor.
  • Desplazar el funcionamiento de los electrodomésticos que más calor emiten a las horas nocturnas para que no coincida con las horas centrales donde las temperaturas siempre son más elevadas.
  • Humedecer las cortinas durante la noche también ayudará a que la estancia permanezca fresca.
  • Estos son sólo algunos tips que te ayudarán a mantener una temperatura agradable en tu vivienda sin gastar un euro en aire acondicionado inverter o convencional. Sin duda, la playa o la piscina son las mejores alternativas para sortear los calurosos días de verano.