Baterías de condensadores, ¿para qué sirven?

¿No sabes si necesitas instalar baterías de condensadores en tu negocio? Aquí resolvemos tus dudas.
Baterías de condensadores, ¿para qué sirven?

Índice de contenidos

Seguramente no hayas oído hablar de ellas pero las baterías de condensadores llevan mucho tiempo entre nosotros. Tal vez el nombre no te suene… Hoy vamos a explicarte qué son y para qué sirve. Puede que tu instalación eléctrica necesite una y no lo sepas. Si tienes una empresa que utiliza maquinaria —o hace uso de bobinas— esto tal vez te interese. Su instalación puede hacer que ahorres a final de mes en tu factura de la luz.

Las baterías de condensadores utilizan un tipo de energía: la energía reactiva. ¿Y eso qué es? Pues es un tipo de energía no tiene uso —ninguno, no se utiliza para nada— pero se transporta por la red eléctrica. Entra ahí por dispositivos que utilizan bobinas como máquinas industriales, bombas, etc. Aunque no se consume, se penaliza cobrando un recargo en la factura de la luz.

¿Quieres ahorrar en tu factura de la luz? ¡Vamos a ello!

Baterías de condensadores al rescate

Hay maquinarias que producen energía reactiva. Esta energía no tiene ningún uso —ni siquiera se produce energía con ella—, pero debe acabar en algún sitio.

Los dispositivos sueltan la energía a la red eléctrica, la cual se encarga de transportarla para neutralizarla o compensarla ya que provoca variaciones en la intensidad eléctrica que pueden desencadenar en sobrecarga de la línea. Es la compañía eléctrica la encargada de esta tarea.

Eso implica la necesidad de invertir dinero en maquinaria, mayor capacidad de distribución y transformadores para poder evitar cualquier problema en la red. Por ese motivo, muchas empresas ven en sus facturas de luz penalizaciones bajo el concepto de energía reactiva. Si tu eres uno de ellos, las baterías de condensadores son para ti ya que te permitirán ahorrar a final de mes evitando las penalizaciones.

Para evitar que la energía reactiva entre en la red podemos instalar una batería de condensadores. Son equipos que permiten reducir cargos en la factura de la luz que hayan sido generados por energía reactiva, siendo capaces de compensar la potencia necesaria para que los aparatos que generan este tipo de energía —como pueden ser tornos, motores, maquinaria…— funcionen correctamente.

¿Quién necesita una batería de condensadores?

Se recomienda su instalación en cualquier empresa o establecimiento donde, por uso de maquinarias que generan energía reactiva, te llegue cada mes una penalización en tu factura de la luz. De esta forma, evitarás los recargos de la red eléctrica. Cuando vayas a instalarlas, debes tener en cuenta el tamaño y la carga que —dependiendo de la cantidad de energía que generes te irá mejor una opción u otra—.

La energía reactiva también desgasta y deteriora la instalación eléctrica, lo que puede suponer un problema en el futuro. Pero hay otros dos problemas: pérdida de potencia y bajadas de tensión. Esto puede suponer varios problemas para tu trabajo, empresa y maquinaria.

En Nabalia Energía como forma de eficiencia energética financiamos su instalación para que empieces a compensar la energía reactiva de tu maquinaria. Contáctanos y te informaremos sin compromiso.

Reduce tu factura con las baterías de condensadores

Los beneficios son claros: con una batería de condensadores consigues abaratar tu factura de la luz ya que las penalizaciones por energía reactiva desaparecen. También conseguimos reducir los niveles de carga de las líneas, optimizando el rendimiento de las instalaciones. Pero eso no es todo, al evitar que la energía reactiva entre en la instalación alargamos su vida útil y evitamos pérdidas de potencia o bajadas de tensión.

Ya sabes para qué sirven las baterías de condensadores, ahora solo te queda revisar tu instalación y ver si es necesario instalar una. Si es así, ten por seguro que te ahorrarás buena parte de la factura de la luz gracias a ellas. ¡A ahorrar se ha dicho!