¿Cómo ahorrar energía en verano en tu empresa?

¿Qué tal si te decimos que este verano no tendrás que preocuparte por los costes que genera el uso del aire acondicionado en tu factura de luz?
¿Cómo ahorrar energía en verano en tu empresa?

Índice de contenidos

Aunque parezca misión imposible, ¡no lo es! Ahorrar energía eléctrica en verano es posible si somos responsables y seguimos unos sencillos consejos.

El rey del verano: el aire acondicionado

¿Sabes que existen otras alternativas más sanas y que consumen menos? Aunque si eres de los que necesita el aire acondicionado, deberías saber que el primer paso es controlar la temperatura correctamente.
Una temperatura muy baja implica mucho más consumo, sin contar con el contraste al salir y entrar de la oficina...
Lo ideal es calibrar la temperatura en referencia al exterior, pero eso varía día a día. Nuestra recomendación es que esté entre los 24ºC y los 26ºC. De esta forma, mantendrás un mejor equilibrio ahorrar energía eléctrica y el bienestar en el interior de la oficina.

La alternativa al aire: los ventiladores

A pesar de popular, el aire acondicionado cada vez tiene más detractores. ¿Sabes que el aire acondicionado es el que te causa sequedad de garganta cada verano? Seca el ambiente dando pie a posibles problemas.
Si eres de los que prefiere evitarlo, un ventilador será tu mejor aliado. No solo te ayudará ahorrar energía eléctrica de una forma sencilla, evitarás los problemas que acarrea usar el aire acondicionado. ¡Y bajarás un buen pico tu factura de la luz!

Ahorrar energía eléctrica con el mantenimiento adecuado

Olvidarnos de realizar los mantenimientos adecuados puede implicar un gasto imprevisto. ¿Sabías que si los filtros del aire están sucios y/o obstruidos necesita esforzarse más —y por lo tanto, consumir más— para hacer el mismo trabajo?
Aunque la limpieza se aplica a cualquier aparato que lo necesite: desde neveras hasta cámaras frigoríficas. Si además nuestros aparatos son de una clase energética alta notaremos un menor consumo.

Ahorrar energía manteniendo el frescor

Una solución sencilla para evitar que el calor se pierda es instalar cortinas aislantes ya que no suponen un gran desembolso. Si no tienes opción de colocar cortinas, puedes elegir instalar láminas de protección solar. Además de aislar el calor, evitan que los rayos dañinos entren en el interior.
Pero si quieres apostar de verdad por la eficiencia siempre puedes instalar ventanas de doble cristal con las que podrías ahorrar mucho cada mes. Es un gran coste inicial que echa atrás a muchos a pesar de que se amortiza a largo plazo.

La iluminación

Los días son mas largos y tenemos más luz solar que en invierno. Aprovéchala y verás ahorros en tus próximas facturas.
El uso de bombillas LED es otra forma de ahorro. Estas se amortizan en cuestión de años, no necesitan mantenimiento y su vida útil es más larga que cualquier otro tipo de iluminación.

Tarifa de luz

Elegir una tarifa que se adapte bien a las necesidades de tu empresa es lo más importante. En Nabalia Energía disponemos de tarifas adaptadas a ti
Si no sabes qué tarifa te conviene puedes contactar con nuestros expertos asesores para que te aconsejen.
Con esos sencillos consejos puedes llegar a ahorrar cada mes en tu factura de la luz. ¡Ahorrar en verano es posible! ¿Te sumas al club de ahorrar energía eléctrica este verano?