¿Cómo contratar luz de obra?

¿Estás pensando en construirte una nueva casa o realizar alguna reforma importante? ¿Necesitas luz de obra? Si no lo tienes claro aquí te contamos todo acerca de esta modalidad de alta.
¿Cómo contratar luz de obra?
¿Has oído alguna vez hablar de la luz de obra? Puede que no si nunca has tenido que construir tu vivienda desde los cimientos, no obstante, hoy hablaremos de este tipo de alta de luz diferente a la convencional que puede resultar muy útil para quienes tengan que edificar desde cero.

La luz de obra consiste en dar de alta el suministro por un período de tiempo determinado, normalmente, durante lo que dure la construcción a realizar. En este sentido, este tipo de contrato no es apto para la utilización diaria de energía, para ello, habría que dar de alta la luz de forma convencional, siendo un trámite diferente. No obstante, la electricidad recibida es la misma que con cualquier tarifa contratada.

Es decir, no podemos dar de alta la luz de obra y al finalizar la obra mantener esta modalidad para el consumo de energía diario, es solo eventual. Si después queremos mantener el suministro deberás formalizarlo con la compañía energética elegida.

Una vez aclarada la diferencia respecto al alta de luz típico, veamos cómo podemos dar de alta la luz de obra por si en cualquier momento la necesitamos.

Pasos a seguir para contratar la luz de obra?

Antes de conocer cómo funciona el trámite para contratar luz de obra, debes asegurarte que realmente la necesitas porque puede ser que no necesariamente tengas dar de alta esta modalidad para tus reformas.

Si no lo tienes del todo claro la empresa que hayas contratado para la obra sabrá especificarte qué necesitas y en caso afirmativo, es habitual que la propia constructora se encarga de realizar todo este trámite.

En cualquier caso, aquí te dejamos las claves para contratar este tipo de alta:

  1. Contar con el Certificado de Instalación Eléctrica (CIE) emitido por profesional autorizado que garantiza que la instalación es óptima para soportar la corriente.
  2. Tener claro qué potencia necesitaremos contratar ya que esta no puede superar el límite permitido por la instalación.
  3. Una vez resueltos los dos primeros apartados es momento de contactar con la distribuidora que opera en la zona donde queremos dar de alta la luz de obra y solicitar el CUPS (Código Universal de Punto de Suministro). También podrás acudir al ayuntamiento de tu localidad para este trámite, allí te indicarán cómo proceder.
  4. Con el CUPS podrás dirigirte a la comercializadora en la que deseas contratar la luz de obra.

¿Cómo elegir la comercializadora?

Ya hemos dicho que la luz de obra es un alta temporal, con un período de vencimiento al que le sigue, normalmente, el alta de luz definitiva para hacer uso de la electricidad a diario.

Como te hemos contado en muchas ocasiones, puedes elegir en qué comercializadora quieres contratar tus suministros tanto de gas como de luz, por lo que si inicialmente contrataras la luz de obra con una compañía, cuando decidas dar de alta la luz definitivamente podrás cambiar y hacerlo con otra si esta primera no te convence por cualquier motivo.

En cualquier caso, la utilización de herramientas como el comparador energético de Ahorreluz te puede ayudar en la búsqueda de tu compañía energética definitiva.

No obstante, en Nabalia Energía realizamos contratos de luz de obra. Contacta aquí con nosotros o déjanos un comentario y te llamaremos para explicar todo el trámite sin compromiso.