Descubre cómo serán las oficinas sostenibles del futuro

Las empresas del mundo están tomando conciencia sobre el cambio climático, y una de las medidas que están aplicando para luchar contra él son las oficinas sostenibles. Cada vez más oficinas obsoletas se transforman en oficinas eco-friendly para beneficio tanto del medio ambiente, como de la empresa y de los propios trabajadores. ¿Quieres saber qué son, qué características tienen y qué beneficios aportan? Descúbrelo a continuación.
Descubre cómo serán las oficinas sostenibles del futuro

Índice de contenidos

¿Qué es una oficina sostenible?

En términos generales, una oficina sostenible es un lugar de trabajo que tiene como propósito minimizar (si es posible, eliminar) su impacto medioambiental y, al mismo tiempo, cuidar de la salud de los empleados. Para ello, usan materiales reciclados no sólo para su construcción, también en el día a día de la oficina (muebles, utensilios, etc.). De igual manera, se aprovecha al máximo la luz natural, se procura eliminar el ruido, se cuida la ventilación y la temperatura para crear un ambiente confortable, y mucho más.

Cuáles son las características de las oficinas sostenibles?

Como has podido ver, las oficinas sostenibles trabajan para ofrecer un entorno saludable para los empleados a la vez que promueven el respeto por el medio ambiente. Y, para ello, deben cumplir con ciertas características. Por ejemplo, estas oficinas se centran en reducir el uso de materiales, como el papel o el plástico, cuya producción o eliminación produzcan un impacto negativo en la naturaleza.
Igualmente, las oficinas buscan mejorar su eficiencia energética con medidas como producir su propia energía, usar solo energías renovables y minimizar al máximo su consumo. Un claro ejemplo son las oficinas con paneles solares o con tratamiento de aguas.
Por supuesto, las medidas también buscan la comodidad de los empleados. Así pues, encontrarás oficinas sostenibles que controlen la calidad del aire y la temperatura. Pero también con una disposición que facilite el trabajo en equipo y la comunicación entre trabajadores.

Los beneficios de las oficinas sostenibles

Puedes imaginar que este tipo de oficinas conllevan muchos beneficios y de diferentes tipos. Por ejemplo, en cuanto al ahorro, las oficinas sostenibles permiten reducir el consumo de energía y agua. Esto, además de suponer un ahorro en las facturas, también ayuda a reducir el impacto en el medio ambiente de la oficina. Y ese es otro de los beneficios. Gracias a medidas tan sencillas como usar la luz natural o digitalizar los documentos, la huella de la empresa se ve notablemente reducida.
Para finalizar, los beneficios principales se ven, sobre todo, en los trabajadores. Al encontrarse en un ambiente saludable, no solo son más productivos (lo que genera más ingresos), también son más felices. Esto hace que las empresas con oficinas sostenibles lo tengan más fácil para atraer y retener talentos. Así mismo, hay menos bajas por enfermedad y los trabajadores están más comprometidos con la cultura de la empresa.