Consejos para reducir las emisiones de CO2 en tu empresa

Para luchar contra el cambio climático es importante ser conscientes de lo que gastamos y de las emisiones que emitimos al planeta.
Consejos para reducir las emisiones de CO2 en tu empresa
No podemos controlar las emisiones, pero sí reducirlas e incluso llegar a eliminarlas si seguimos unas pautas. Por eso hoy queremos darte algunos consejos para reducir las emisiones de CO₂ en tu empresa. Si tú también quieres colaborar con el medio ambiente, sigue leyendo.

Antes de empezar con los consejos para reducir las emisiones de CO₂ de tu empresa…

Debes tener en cuenta la importancia de nuestro paso. La huella es la señal que deja el pie del hombre o del animal en la tierra por donde pasa. El tránsito en nuestra vida deja huella en el planeta sin pasar desapercibido ni exento de carga.
Tanto personas como empresas y organizaciones deben buscar la forma de generar menos impacto ambiental del que ya generamos, y esto es posible si adoptamos algunas medidas en nuestro negocio.

Reduce el volumen de residuos que generas

Entre los primeros consejos para reducir las emisiones de CO₂ de tu empresa encontramos la más sencilla: reducir la cantidad de residuos que se generan. De media, una persona puede llegar a tirar hasta 50 kg de envases al año. ¡Imagina eso en una empresa!
En cada paso del proceso, existe un alto desperdicio en el sector de la restauración y la hostelería. La producción, transporte, elaboración, servicios, etc. Todo ello eleva nuestra huella de carbono en el planeta.
Utiliza materiales biodegradables, reutilizables, productos de temporada o de actividades sostenibles
La industria del cemento contamina desde el inicio del proceso hasta el final, donde se emite una gran cantidad de CO₂, llegando hasta el 8% mundial. ¿Sabías que ya existe el bio-hormigón y el cemento verde? En el caso del cemento verde, se reduce en un 38% las emisiones de CO₂ y consumen un 30% menos de energía producirlos.
Otro de los consejos para reducir las emisiones de CO₂ de tu empresa es la de evitar los materiales no reciclable y optar por su homónimo reciclable. Apostar por productos de la zona o kilómetro cero estaremos activando la economía local, ayudando a nuestra zona y colaborando con el medio ambiente.

Cultivos ecológicos y fuentes de energía renovables

La deforestación y transformación de suelo elevan la cifra de CO₂ del planeta. La mejor forma de protegerlo es cuidar del suelo que nos alimenta. Utilizar una forma de cultivo ecológica y sostenible es el objetivo principal para que podamos mantener el planeta.
Por ello, utilizar fuentes de energía renovables reduce el impacto ambiental. Pero no solo debemos cambiar nuestra energía, también la forma en la que nos movemos. Reemplazar los combustibles por biocombustible o biodiésel es otro de los consejos para reducir las emisiones de CO₂ de tu empresa.
Además de estos consejos para reducir las emisiones de CO₂ en tu empresa, en Nabalia te ofrecemos una auditoría energética para analizar el consumo de energía en tus procesos productivos con el fin de reducirlo. ¿A qué esperas para empezar a cuidar el planeta? ¡Contáctanos!