Monta tu propio huerto ecológico

No necesitas un enorme jardín ni una gran inversión para disponer de tu propia producción de alimentos naturales. Aquí te dejamos algunas claves.
Monta tu propio huerto ecológico

Índice de contenidos

La preocupación por la salud ligada a nuestra alimentación y la creciente —e imperiosa— concienciación sobre el estado de nuestro planeta, son la base de la creación del huerto ecológico.

Es cierto que cada vez más ciudades promocionan la creación de huertos urbanos —y también ecológicos— para incrementar las zonas verdes tan escasas en las ciudades y también como forma de entretenimiento y ocupación de algunos sectores de la población.

Sin embargo, en nuestro artículo de hoy nos centraremos en la creación de huertos ecológicos a pequeña escala, es decir, en los hogares convencionales y concretamente en las ciudades, donde es más difícil disponer de un espacio propicio para ello. Pero tranquilos, más adelante veremos que no es una cuestión de dimensión.

¿Qué es un huerto ecológico?

Esta pregunta igual puede parecer absurda pero, ¿sabes en qué consiste un huerto ecológico? Se trata de un espacio en que se cultivan alimentos respetando las siguientes cuestiones:

  • Las técnicas de cultivo empleadas no implican peligros ni efectos nocivos en la naturaleza.
  • Se da una producción de alimentos de forma natural sin utilizar productos o compuestos químicos que puedan dejar huella en el medioambiente o que contribuyan a la contaminación ya existente.
  • Se trata de una producción a pequeña escala, normalmente destinada a cubrir el consumo personal o familiar, en la que la optimización de los recursos disponibles es fundamental.

Ventajas de los huertos ecológicos

Instalar un huerto ecológico en nuestra vivienda puede traernos enormes beneficios. Aquí te contamos algunos:

  • Nos proporciona alimentos saludables, cultivados de forma natural, sin aditivos y producidos en armonía con la naturaleza.
  • Supone un ahorro monetario para las economías familiares, sobre todo, ya que nos da la posibilidad de cultivar los alimentos que queramos consumir a partir de una inversión inicial mínima, pues no es necesario un gran despliegue de medios para montar un huerto ecológico básico.
  • Nos concede libertad para decidir qué alimentos queremos cultivar y en cuánta cantidad. Esto ayuda a reducir el desperdicio de comida ya que sólo plantamos lo que necesitamos.
  • Mejora la calidad del aire de nuestro entorno al tratarse de una zona verde.
  • Es sostenible con el medioambiente ya que hacemos un uso correcto de los recursos y nos desmarcamos del consumo descontrolado tan perjudicial para nuestro planeta.
  • Sirve como proyecto de sensibilización y educación ya que podemos implicar en las tareas de creación del huerto ecológico a los más pequeños de la casa para que aprendan desde pequeños la importancia de consumir de forma sostenible y en consonancia con el medioambiente.

Aspectos a tener en cuenta antes de ponerte manos a la obra

Uno de los elementos principales a tener en cuenta antes de crear nuestro huerto ecológico es el tipo de cultivo que queremos plantar. Decimos importante porque además de elegir qué querrás comer, deberás fijarte en el clima de tu zona.

El clima seco o húmedo te darán las claves a la hora de sembrar vegetales y hortalizas. Así, las zanahorias, patatas y cebollas son preferibles en lugares más secos ya que tampoco requieren mucho riego. Sin embargo, si lo que prefieres son coliflores, apios y pepinos, por ejemplo, tienes que saber que son propias de tierras más húmedas.

Llegado el momento de hablar del espacio a disponer para montar tu propio huerto ecológico, has de saber que no son necesarias grandes extensiones ya que existen ciertos alimentos que crecen sin problemas en pequeñas jardineras, por ejemplo.

Estaríamos hablando entonces del conocido como ‘macetohuerto’ donde podrás cultivar remolachas, guisantes, coliflores o brócolis, cultivos idóneos para pequeños espacios.

También podríamos hablar de la tierra o el abono a elegir para tu huerto, pero tratándose de una producción sostenible y ecológica está de más recomendar fertilizantes y sustratos orgánicos.

Si todavía tenías dudas acerca de crear tu propio huerto ecológico esperamos haberlas despejado todas con este artículo. Esta práctica junto con otras como optar por energía limpia o apostar por la movilidad sostenible ayudarán a revertir la situación actual de la Tierra.

Aquí te dejamos algunas pautas más para vivir en armonía con la naturaleza.