¿Cuál es la autonomía de un coche eléctrico?

Hoy te contamos todo sobre la autonomía de los coches eléctricos.
¿Cuál es la autonomía de un coche eléctrico?
¿Vives en ciudad o en una zona alejada? ¿Lo usas a diario o solo en algunos momentos puntuales? Si estás pensando en comprar un coche eléctrico, deberías tener en cuenta la autonomía que tiene dependiendo del uso que vayas a darle.

Autonomía de un coche eléctrico a análisis

Los coches eléctricos se mueven por uno o más motores eléctricos que utilizan la energía almacenada en sus baterías. Con el paso de los años, este tipo de coches han sufrido muchas mejoras. Entre ellas, el aumento de la autonomía del coche eléctrico.
Podemos encontrar coches eléctricos que llegan hasta los 600km. Su principal ventaja frente a un coche tradicional es que su coste por kWh es mucho más barato que el precio de la gasolina o el diesel.

¿Qué pasa con los años? ¿Pierde capacidad?

Es lógico pensar que la autonomía del coche eléctrico se verá reducida a medida que cumple años. Por ejemplo, si un coche llega hasta los 600km, después de 12 años rondaría los 430km. Eso supone un 28% menos de capacidad. Debemos tener en cuenta que las baterías se desgastan por el uso, de la misma forma que sucede con todos los aparatos electrónicos.

¿Puedo aumentar la autonomía de un coche eléctrico?

No consumirá lo mismo una persona con una conducción agresiva que una que conduce de forma tranquila. En los coches eléctricos, todo depende de nuestra conducción. La ventaja frente a los coches de marchas es que estos gastan mucho menos en ciudad que en carretera, ya que mantienen la velocidad por más tiempo.
Algo que sí puedes hacer para aumentar la autonomía es recordar que los coches eléctricos consumen más si utilizamos el aire acondicionado o la calefacción. ¿La calefacción también? Pues sí, ya que los coches tradicionales utilizan el calor que el motor expulsa pero eso no sucede con un coche eléctrico.
Una forma de que nuestra autonomía se vea reducida es el uso de carreteras en mal estado, cuestas y zonas de montaña. En todas aquellas zonas donde el coche deba usar más fuerza, muestra la autonomía del coche eléctrico puede verse ligeramente reducida.
También debes tener en cuenta que el peso influye a la hora de contar su autonomía. No es lo mismo ir solo en el coche que llevar el coche cargado hasta arriba. Todo ese peso supone una masa extra que debe mover. A mayor esfuerzo, menos autonomía.