Todo lo que tienes que saber de una central fotovoltaica

La energía solar es una de las energías renovables más usadas en la actualidad, pero cómo se almacena y cómo llega a nuestros hogares. Sigue leyendo
Todo lo que tienes que saber de una central fotovoltaica

Índice de contenidos

Todo lo que tienes que saber de una central fotovoltaica

El crecimiento de las energías renovables es imparable. Cada vez hay más opciones en el mercado tanto para viviendas como para pequeños negocios, pero también hay mucho desconocimiento sobre los diferentes tipos y sus utilidades.

Por eso, en el artículo de hoy te explicamos el significado de una central fotovoltaica y su funcionamiento.

¿Qué es una central fotovoltaica?

Una central fotovoltaica es una instalación que aprovecha la radiación del Sol para generar energía eléctrica a una red. Su función es captar y transformar la radiación solar en electricidad.

Componentes de una central fotovoltaica

La central fotovoltaica tiene varios componentes explicados a continuación:

Células fotovoltaicas

Están compuestas de silicio y son las encargadas de captar la energía solar y transformarla en energía de corriente continua. Estas están unidas en módulos, que al integrarse, forman los paneles fotovoltaicos o comúnmente denominados paneles solares

Estructura de soporte

Aparte de soportar las placas, tiene la función de darle la inclinación indicada a la misma.

Hay estructuras fijas, estructuras manuales —que se mueven a lo largo del año acorde a los rayos solares — y las estructuras móviles a dos ejes que se orientan automáticamente minuto a minuto según la disposición del Sol tanto diariamente como estacionalmente.

Inversor

Como lo mencionamos anteriormente, las placas producen corriente continua y la red eléctrica produce corriente alterna con lo cual, hay que acoplar ambos tipos de corriente para poder ser usada. El inversor entonces, se encarga de convertir la corriente continua en alterna.

Transformador eléctrico

Sirve para ajustar el voltaje de la corriente alterna a condiciones idóneas y previo transporte.

Líneas de envío

Se encarga de transportar la electricidad a los centros de consumo

Sala de control

Espacio donde se supervisa el funcionamiento adecuado de la central fotovoltaica.

Cómo funciona una central fotovoltaica

Conociendo ya los componentes de la central fotovoltaica te explicamos cómo funciona:

Primero, las células fotovoltaicas son captadas por los paneles solares. La corriente continua generada por los mismos se envía al inversor para que ésta sea transformada, finalmente pasa por el transformador eléctrico donde se ajusta la corriente al voltaje y tensión adecuado para transportar a la red eléctrica.

Ventajas y desventajas de las centrales fotovoltaicas

Una de las grandes ventajas de estas centrales se produce a nivel medioambiental ya que el uso de esta tecnología más limpia y sostenible puede beneficiar a la reducción de los combustibles fósiles al menos en una parte de nuestra vida cotidiana.

Además de ello no emite gases de efecto invernadero y tiene una baja producción de residuos contaminantes en todo el proceso.

La desventaja más conocida es el impacto visual del paisaje ya que necesitan grandes superficies para instalar los paneles solares; limitan la movilidad de la fauna y el crecimiento de la flora y dejan residuos que requieren tratamientos concretos cuando se acaba su vida útil.

Aplicaciones de las centrales fotovoltaicas

Si bien es cierto que las centrales ocupan mucho espacio y requieren demasiados componentes, existen aplicaciones adaptadas a las necesidades de viviendas y edificios

Instalaciones para autoconsumo

Son paneles solares instalados en tejados y terrazas de las viviendas que disponen de una conexión a red de distribución eléctrica. En este caso, parte o la totalidad de la energía generada es para consumo propio.

Instalación para vertido a red

La diferencia con la anterior es que esta energía se genera para la venta. El consumo de electricidad no depende de la energía generada ya que el propietario sigue comprando la energía que consume a su compañía distribuidora con la ganancia de ser propietario de su propia instalación.

Si estás interesado en tener tus propias placas fotovoltaicas o tu red de autoconsumo, Nabalia Energía te ayuda con el financiamiento de su instalación. Si tienes dudas, ponte en contacto con nosotros, aquí.