¿Qué es una batería de condensadores?

¿Estás pagando una penalización por energía reactiva en tu factura? Reduce su coste considerablemente instalando baterías de condensadores.
¿Qué es una batería de condensadores?

Índice de contenidos

¿Has oído hablar alguna vez de las baterías de condensadores? Puede que esto te suene a chino pero tal vez te interese conocer qué son exactamente porque puede que tu instalación esté necesitando la instalación de uno de estos equipos y todavía no lo sepas.

¿Tu suministro genera energía reactiva? En caso afirmativo, con toda probabilidad, estarás necesitando una batería de condensadores que la compense y eliminar así su penalización en tu factura. Pero vayamos por pasos.

¿Qué es la energía reactiva?

A diferencia de la energía activa —que se transforma en trabajo y, por tanto, tiene una utilidad—, la energía reactiva, también llamada ‘energía fantasma’ no tiene ningún rendimiento. Es generada por ciertos aparatos eléctricos que contienen bobinas, es decir, que precisan un motor o transformador para su funcionamiento. Estos equipos la extraen de la red para realizar su actividad y luego la devuelven por lo que no se consume, siendo su principal inconveniente que se mantiene circulando por la red sin obtener ningún provecho de ella.

Pero, ¿si no se consume cuál es el inconveniente? El principal problema de la energía reactiva es que cuando su generación supera los límites establecidos por la normativa esta debe abonarse. Así, puede que alguna vez nos hayamos encontrado en nuestra factura un coste más al que hacer frente bajo el término de ‘energía reactiva’.

Se abona en forma de penalización la cual se fija atendiendo a la potencia contratada, así:

  • Si contamos con una potencia menor a los 15 kW, tendremos que hacer frente a la sanción cuando la energía reactiva supere el 50% del consumo de energía activa.
  • Si contamos con una potencia superior a los 15 kW, abonaremos la penalización cuando la producción de energía reactiva exceda en un 33% la de energía activa.

De este modo, extraemos que el problema principal de la energía reactiva es el aumento de la factura, no obstante, cuenta con otras desventajas como:

  • Deterioro de la instalación eléctrica.
  • Pérdida de potencia.
  • Bajadas de tensión.

En definitiva, la presencia de energía reactiva en nuestra instalación puede terminar por dañar nuestros equipos debido a las constantes bajadas de tensión.

Como la mayoría de problemas este también cuenta con una solución la cual tiene un nombre y es batería de condensadores.

Bateria de condensadores

¿Se puede eliminar la energía reactiva de la factura?

La respuesta es un rotundo ¡sí! Las baterías de condensadores nacen con este fin: compensar la energía reactiva presenten en algunas instalaciones.

Pero, ¿cómo es posible? Las baterías de condensadores reducen la demanda de energía reactiva de aquellos equipos o maquinaria que la precisan para su funcionamiento lo que se traduce en un ahorro inmediato al eliminar la penalización por este término en nuestra factura.

¿Cómo sé si necesito una batería de condensadores?

Todo dependerá del tipo de equipos conectados a la red que tienes. No obstante, las pymes y grandes empresas con casi toda probabilidad están generando energía reactiva ya que cuentan con maquinaria industrial la cual demanda este tipo de energía para su funcionamiento.

Pero para salir de dudas, lo más rápido es revisar la última factura de luz recibida y si aparece un nuevo concepto denominado ‘energía reactiva’ es que, efectivamente, nuestros aparatos están demandando energía reactiva.

En nuestra factura aparecerá de la siguiente forma o similar:

El período en que esta se factura (P1, P2, P3…) seguido de la cantidad de kVArh multiplicado por el precio del kVArh. Veríamos algo así:

P1 3651 kVArh x 0,41554€/kVArh= x

Aquí te dejamos alguna claves para que interpretes fácilmente todos los costes que contempla una factura de luz.

También podrás recurrir a la figura del consultor energético, ¿quién mejor para asesorarte que un experto en la materia?

Ahora que ya conoces los inconvenientes de la energía reactiva, ¿a qué esperas para ponerle solución con las baterías de condensadores?