¿Cómo se presenta el sector energético en 2019? 1ª Parte

Reducción de las emisiones de GEI, fomento de las energías renovables, los consumidores como protagonistas del cambio…¿quieres saber qué nos deparará el próximo año en materia energética? Aquí te lo contamos.
¿Cómo se presenta el sector energético en 2019? 1ª Parte

Índice de contenidos

Ojalá pudiéramos adivinar cómo será el sector energético en 2019 y qué nos deparará. Pero no hace falta ser magos para predecir que estará, o debiera estar, lleno de medidas y alternativas destinadas a frenar el cambio climático.

Todos sabemos que el calentamiento global que afecta al planeta es el resultado de años y años basados en un modelo económico y productivo dependiente de los combustibles fósiles.

La industrialización trajo consigo progreso y distintos avances pero también contaminación y un cambio climático cuyos efectos ya hemos empezado a sufrir —aumento temperaturas, desertización, acidificación de los océanos— y que además de poner en peligro la agricultura o la ganadería y en definitiva el medioambiente, también puede comprometer la vida humana.

En el caso de Españam, las emisiones de CO2 se incrementaron aproximadamente un 50% entre los años 1990 y 2007, así, según estudios de Global Footprint Network que se encarga de medir la utilización de los recursos naturales disponibles en la Tierra, los españoles necesitaríamos 2,6 planetas para que nuestro consumo fuera sostenible.

Es por ello, que el sector energético en 2019 experimentará cambios sobre todo destinados a la protección del medioambiente. Centrándonos en nuestro país y atendiendo a las medidas que se están desarrollando, vamos a analizar qué modificaciones pretende introducir la Ley sobre Cambio Climático y Eficiencia Energética pendiente de aprobación todavía.

Algunas medidas que podremos ver en el sector energético en 2019

La denominada como transición energética será la base de todos los cambios, entendiéndose como un cambio de nuestro modelo productivo en el que se tenga en cuenta el impacto ambiental de nuestras acciones. También supondrá un cambio en las fuentes empleadas, siendo primordial dejar a un lado los combustibles fósiles y establecer las energías renovables como protagonistas de la lucha contra el cambio climático.

Dentro del borrador de la futura Ley sobre Cambio Climático y Eficiencia Energética vemos dos vertientes de trabajo. Una que apuesta por la reducción de las emisiones de CO2 y propone diversas medidas para ello; y otra que aboga por la protección y cuidado del medioambiente y los consumidores frente a los efectos que pueda tener el cambio climático.

Reducción emisiones CO2

El objetivo principal que se pretende con esta norma es la reducción de las emisiones de GEI —gases de efecto invernadero— a la atmósfera y aquí juega un papel fundamental el sector energético.

Ya que según podemos constatar en el borrador de Ley sobre Cambio Climático y Eficiencia energética “el sector de la energía es el principal responsable de las emisiones de gases de efecto invernadero en España”. De lo que se deduce la necesidad de un cambio en el sector energético en 2019.

En este camino de establecer una economía descarbonizada, es decir, libre de emisiones de CO2, se prevé el 31 de diciembre de 2025 como límite para el cierre de las centrales de carbón.

También se fija el cierre “definitivo, irrevocable y permanente” de las centrales nucleares, siendo 2020 el final de la central de Almaraz y 2024 el de la de Trillo.

Mayor presencia de las energías renovables

El final de las centrales de carbón y nucleares ha generado cierta controversia ya que hay quienes dudan de la capacidad de las energías renovables para cubrir la demanda de energía total. Sin embargo, el cierre de estas centrales no se entiende sin que tomen más protagonismo las fuentes de origen natural.

Aunque es pronto para que el sector energético en 2019 sea completamente renovable ya se está centrando esfuerzos en ello lo que según los expertos, supondrá una menor dependencia energética del exterior así como una mayor creación de empleo en nuestro país-.

Las energías renovables son el futuro y los actores públicos deben fomentar su implantación. Asimismo, su irrupción en el sector energético en 2019 será notoria tras las recientes medidas que apoyan la producción propia de energía —autoconsumo— a partir de fuentes renovables.

Esto hará que el consumidor sea una parte importante del sector energético a la vez que se impulsa la producción de energía a partir de fuentes renovables exclusivamente.

Como ves, todas las medidas previstas en el borrador de la Ley sobre el Cambio Climático y Eficiencia Energética augura distintos cambios en el sector energético en 2019 que permitirán avanzar en la senda de la transición energética promoviendo un modelo energético sostenible y en consonancia con el medioambiente.