Motosharing, en qué consiste y qué ventajas ofrece

La forma en que nos desplazamos por las ciudades ha cambiado. La dificultad de aparcamiento en algunas zonas y la limitación de circulación en determinados espacios por la contaminación, han hecho que surjan alternativas de movilidad urbana y sobre todo ecológica.

¿Has oído hablar alguna vez del motosharing? El motosharing es una de las nuevas opciones de movilidad que encontramos en las ciudades y que consiste en el alquiler de una moto eléctrica por un período determinado de tiempo, generalmente minutos u horas.

El usuario pagará por cada minuto que la haya utilizado y podrá aparcarla en cualquier lugar habilitado para motos y que se encuentre dentro de la zona de actuación de la compañía que haya elegido.

En la actualidad existen diversas empresas que se dedican a ello. Tú, como usuario, para hacer uso del motosharing tendrás que descargar en tu smartphone la aplicación de la empresa con la que quieras alquilar tu moto.

Para rentar una moto de esta forma tendrás que introducir algunos datos personales en la aplicación y a través de la geolocalización buscar aquel ciclomotor que esté cerca y disponible para su uso.

Ten en cuenta que al ser una iniciativa relativamente nueva aún está presente sólo en las grandes ciudades del Estado español.

¿Qué aplicaciones de motosharing encontramos?

Estas son algunas de las aplicaciones que encontramos operando en el territorio nacional:

  • eCooltra
  • Motit
  • Yugo
  • Outo
  • Muving

La mayoría de estas compañías las podemos encontrar tanto en Madrid como en Barcelona. A diferencia del carsharing, el motosharing está un poco menos extendido, ya que en ciudades como Valencia o Sevilla también podemos disfrutar del servicio que ofrece el carsharing.

¿Qué ventajas ofrece el motosharing?

  • Evitar atascos: El uso de la motocicleta siempre ha supuesto una alternativa al uso del vehículo a la hora de sortear atascos. El motosharing tiene como valor añadido la sostenibilidad, es decir, al ser eléctricos eliminamos el factor contaminación presente en una moto convencional.
  • Aparcamiento fácil: Además de la ventaja de encontrar aparcamiento sin complicaciones que podemos disfrutar con cualquier ciclomotor, el motosharing ofrece un plus: zonas especialmente habilitadas para el estacionamiento de las mismas.
  • Bajo coste: El motosharing ofrece la posibilidad de alquilar un medio de desplazamiento por minutos, es decir, para cortos períodos es muy útil por su coste mínimo llegando en algunas aplicaciones a costar 0,15€/min.
  • Responsable con el medioambiente: El motosharing junto al carsharing suponen una de las alternativas más eficientes en cuanto al desplazamiento en ciudades junto con el transporte público por supuesto. Surgen como una opción más disponible para el ciudadano que por un motivo u otro no puede hacer uso del transporte público y prefiere desplazarse de forma individual pero teniendo en cuenta el impacto medioambiental de su acción.

¡Forma parte de la energía viva!