¿Cuánto cuesta dar de alta la luz?

En un mundo en el que todo se mueve por su valor económico es importante tener en cuenta aquellos gastos que nos supondrá tareas tan cotidianas como dar de alta el suministro eléctrico. Esto dependerá de varios factores. El primero de ellos será el tipo de alta a llevar a cabo, habiendo dos posibilidades: que la vivienda sea de nueva construcción y que aún no esté dotada de suministro eléctrico o que el servicio esté dado de baja y se quiera reanudar. A continuación te informamos del coste que supone la gestión.

En ambas situaciones, alta nueva o reactivación del servicio eléctrico, supone un gasto que el cliente ha de asumir y que se encargará la comercializadora eléctrica elegida.

Si la vivienda es de nueva construcción y por tanto aún no está prevista de suministro, el primer paso es contactar con la distribuidora eléctrica para la instalación de un contador que permitirá la posterior medición del consumo diario.

En el segundo caso, en el de tener el suministro eléctrico dado de baja, el nuevo propietario del inmueble deberá ponerse en contacto con la empresa eléctrica elegida para realizar las gestiones pertinentes para la reactivación del servicio eléctrico. En este punto hay que tener en cuenta otra variable como es el tiempo que lleva dado de baja el servicio. Si el suministro llevará menos de tres años en suspensión el coste se vería reducido.

Coste de dar de alta la luz

Una vez tenemos clara la situación en la que nos encontramos, alta nueva o reactivación del suministro por anterior baja, el siguiente factor que influirá en el coste final será la potencia que se desea contratar. Estos son los costes que hay que tener en cuenta a la hora de dar de alta la luz, los cuales son fijos y no variarán de una comercializadora a otra.

  • Derechos de extensión: que son de 17,37 euros el kW + IVA.
  • Derechos de acceso: que son de 19,40 euros el kW + IVA.
  • Derecho de enganche: que son 9,04 euros + IVA.

Por tanto, para dar de alta la luz tendrás que asumir estos costes fijos, los cuales no varían de una comercializadora a otra. Sí variará el coste final según la potencia que se contrate.

El cargo que implica el derecho de extensión se verá anulado en el caso en que el suministro lleve dado de baja un tiempo inferior tres años. En el caso de que se tramite un alta nueva se habrán de pagar todos los cargos, sin excepción.

Hagamos una simulación. Tenemos una vivienda unifamiliar con una potencia contratada de 4,6 kW que desea reanudar su contrato, tras haber sido dado de baja hace menos de tres años, con una comercializadora eléctrica. En este supuesto, el coste aproximado que supondría restablecer el servicio sería de 120 euros.

Por el contrario, un inmueble de nueva construcción que quiera dar de alta el suministro eléctrico con una potencia similar al ejemplo anterior, 4,6 kW, el gasto que ello implicaría sería de 220 euros.

Esperamos haber podido aclarar las dudas sobre este proceso y cualquier duda que te pueda surgir recuerda que si ya lo eres o quieres ser cliente de Nabalia Energía cuentas con un asesor energético personal que te ayudará en todo el proceso de alta.

¡Forma parte de la energía viva!