Potencia eléctrica contratada, ¿influye en la factura de luz?

En ocasiones anteriores hemos comentado que la potencia eléctrica contratada puede encarecer y encarece nuestra factura de luz final y que existe la posibilidad de disminuirla. Pero, ¿sabes qué es la potencia eléctrica?

Ya hemos resuelto que sí, que la potencia eléctrica contratada en nuestro suministro sí influye en la factura de la luz y mucho. Ahora veamos qué es la potencia eléctrica.

La potencia eléctrica es la cantidad de energía proporcionada y asimilada por un elemento en un determinado momento.

La potencia eléctrica contratada en nuestros hogares dependerá de la potencia que tengan los dispositivos eléctricos que utilizamos y de si los utilizamos en el mismo momento o no.

De este modo, una de las formas más rápidas y significativas para empezar a ahorrar en nuestra factura de la luz es revisar la potencia eléctrica contratada, puesto que a mayor potencia mayor gasto.

Aspectos a tener en cuenta a la hora de contratar la potencia eléctrica

Lo primero que debemos hacer será comprobar la potencia de todos nuestros aparatos electrónicos para realizar un cálculo aproximado para saber la potencia real que necesitamos en nuestra vivienda.

De todos los electrodomésticos que solemos tener en el hogar la lavadora, la secadora y el lavavajillas son los que más potencia necesitan.

Otro aspecto fundamental al que prestar atención en cuanto a la potencia eléctrica contratada es el número de personas que viven en el hogar.

El tipo de instalación del sistema eléctrico que tengamos en el hogar también influirá en la cantidad de potencia que debamos contratar. De este modo, sin contamos con una instalación monofásica (la más habitual) necesitaremos una potencia inferior que si nuestra instalación es trifásica.

¿Cómo reducir la potencia eléctrica contratada?

Es un trámite bastante sencillo que puede hacerse por teléfono, correo electrónico o en las oficinas de nuestra comercializadora eléctrica. A través de cualquiera de estos medios podrás realizar el cambio de la potencia eléctrica contratada aportando la siguiente información:

  • CUPS (Código Universal del Punto de Suministro)
  • Datos identificativos del titular del contrato.
  • Potencia eléctrica actual y nueva.
  • Dirección del inmueble.
  • Cuenta bancaria.

El usuario debe tener en cuenta que tanto subir como bajar la potencia incluye unos gastos que se abonarán a través de los recibos de facturación que emite la compañía eléctrica. También debes saber que el cambio de potencia eléctrica contratada es un trámite que sólo se podrá solicitar una vez al año.

¡Forma parte de la energía viva!