Baterías solares: todo lo que debes saber

¿Sabías que con las baterías solares puedes almacenar la energía generada por tus placas solares? ¡Hoy te contamos todo!
Baterías solares: todo lo que debes saber
Ahora que el impuesto al sol ya no existe, muchos se suman al carro de la energía limpia. Ser autosuficientes o producir suficiente energía para reducir la factura de la luz ya no es cosa del pasado.
Con una instalación de placas solares podemos reducir nuestro consumo, además de apostar por el medio ambiente.
Pero, ¿sabías que puedes cubrir el 100% de la demanda si instalas baterías solares? Para poder hacer uso de la energía de noche es necesario contar con ellas.

¿Qué son las baterías solares?

Estas son las encargadas de guardar la energía que sobra, generada por tu instalación de placas solares. A menos que sigas enganchado a la red eléctrica para hacer uso de ella por la noche, necesitarás instalar baterías solares. Ya que de noche no producen energía, la batería se encarga de guardarla para que podamos usarla.

¿Qué tipos de baterías solares existen?

Una vez contamos con una instalación de autoconsumo, las baterías solares son un complemento muy útil cuando nuestra instalación no está conectada a la red, de donde poder consumir energía en caso de necesitarlo.
En este sentido, tenemos varias opciones entre las que elegir, dependiendo de nuestro presupuesto y necesidades. Cuando escojamos una, debemos tener en cuenta cuánta energía necesitas guardar y la rapidez a la que disponemos de ella.
Las Monoblock son las más comunes en instalaciones de baja y media potencia porque tienen un precio razonable. Duran hasta 10 años. Son las mejores para instalaciones pequeñas donde se busque calidad-precio, con aparatos sencillos y que no usen motor. Su desventaja es que cuenta con poca capacidad.
Entre las Monoblock encontramos dos tipos populares: de gel y AGM. Las baterías de gel están hechas para instalaciones de tamaño medio-grande en las que necesiten funcionar durante un largo periodo.
Por otra parte, las AGM son la evolución de las de gel. Si lo que buscas es alta intensidad rápidamente, estas baterías son perfectas. ¿Problema? Su vida es de solo 1.000 ciclos.
Después encontramos las Estacionarias, dirigidas a consumos medio-alto. Su vida útil es de 20 años, aunque su precio también es más elevado que la anterior. Perfectas para gran exigencia, hechas para el día a día. Si necesitas un gran consumo de energía durante largos periodos, esta opción es para ti.
Las baterías de litio son las más durables del mercado. Al no tener efecto memoria, responden bien ante grandes descargas. Puedes descargarlas al 100% sin preocuparte de que pierdan capacidad. La densidad energética que proporcionan es 3 veces más que las baterías convencionales, soportando más corriente y descarga.
Por último, las baterías inteligentes. Aquí, encontramos un inversor y un sistema de acumulación todo en uno, evitando problemas de compatibilidad. Además, su proceso de carga y descarga está más optimizado.
Esto significa que su vida útil aumenta. Al ser inteligentes recopilan datos —además de tener acceso al tiempo—, por lo que se encargan de cargar justo cuando la energía es más barata.

¿Qué precio tienen las baterías solares?

El precio depende del tipo de batería que escojamos. Desde las más sencillas de gel a partir de 100 € hasta los Powerwall de Tesla por más de 6. 000 €.
A la hora de elegir, lo mejor es contar con un profesional que nos aconseje y valore las opciones para elegir la opción que mejor se adapte a tus horarios, consumos y necesidades.
En Nabalia Energía contamos con un equipo experto de asesores energéticos que te ayudarán en caso de dudas con tu planta de autoconsumo.

Utilidad de las baterías

Se utilizan como respaldo, ya sea por un corte de suministro o porque la instalación no genere energía. Con ellas, te aseguras el abastecimiento de la energía necesaria en todo momento. Nunca habrá un corte o pérdida de electricidad. Por supuesto, al contar con una batería, podemos ser 100% independientes de la red eléctrica.