¿Cómo integrar los ODS en tu empresa?

Los Objetivos de Desarrollo Sostenibles (ODS) procuran un mundo mejor, en equilibrio con la naturaleza y donde no existan las desigualdades. ¿Cómo puede tu empresa contribuir a ello?
¿Cómo integrar los ODS en tu empresa?

¿Cómo integrar los Objetivos de Desarrollo Sostenible en tu empresa?

¿Qué sabes de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)? Seguro que has oído numerosas veces hablar de ellos. Se trata de diferentes metas que fijaron en 2015 los líderes mundiales con el fin de hacer de este mundo un lugar mejor, más sostenible y más equitativo donde todas las personas tengan acceso a recursos tan básicos como el agua, por ejemplo.

En total, son 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible, dentro de cada uno se fijan diferentes metas a lograrse antes del año 2030.

Se trata de un compromiso adoptado por diferentes actores mundiales pero donde las empresas tienen un papel fundamental por el impacto ambiental de sus actividades. Así, hoy hablaremos de cómo integrar los ODS dentro de un negocio para actuar en consecuencia en pro de un mundo mejor.

Pasos a seguir

1. Sin duda, el punto de partida para integrar los ODS en tu negocio es tener en cuenta la Responsabilidad Social Corporativa. Esto consiste en desarrollar ciertas actuaciones que tengan en cuenta el impacto social, económico y ambiental de tu empresa en el espacio donde realiza su actividad.

Así, definir las acciones a llevar a cabo bajo la Responsabilidad Social Corporativa nos llevará a conseguir una empresa comprometida con la sociedad y con el planeta, algo que cada día valoran más los clientes.

2. Después, será fundamental conocer los ODS, ya sabes que son 17 y que cada uno hace referencia a diferentes esferas.

Conocer los ODS nos llevará a alinear nuestra empresa con aquellos que más relación tiene nuestra actividad y en función de esto, desarrollar estrategias encaminadas a alcanzarlos.

Por ejemplo, en el caso de Nabalia Energía, una compañía de energía con certificación de origen renovable los objetivos que mejor se relacionan con nuestra función son:

  • Número 7: Energía asequible y no contaminante.
  • Número 9: Industria, innovación e infraestructura.
  • Número 13: Acción por el clima.
  • Número 14: Vida submarina.
  • Número 15: Vida de ecosistemas terrestres.

Estos, por ejemplo, son algunos de los que rigen nuestra actividad diaria. Desde Nabalia Energía apostamos por la energía limpia por lo que centramos nuestros acuerdos con productores renovables. Al comprar energía certificada renovable contribuimos en la protección del planeta, reduciendo la emisión de CO2 y, por tanto, revirtiendo el cambio climático.

Trabajamos constantemente para desarrollar herramientas tecnológicas que además de innovar y mejorar nuestra actividad, nos permitan establecer procesos eficientes a todos los niveles.

Tendremos que medir los avances hacia la consecución de dichos objetivos para comprobar la efectividad de nuestras acciones destinadas a lograrlos.

3. Es importante, también, fijar objetivos reales a alcanzar. Es mejor dar pequeños pasos y firmes que grandes e inestables. Hacer de este mundo un lugar mejor no es una tarea fácil y mucho menos rápida. Se compone de pequeñas acciones que midan su repercusión a todos los niveles: social, económico y medioambiental.

4. Comunicar los avances y los logros alcanzados en materia de los ODS mejorará la percepción de nuestro negocio lo que se traduce en un incremento de la demanda. Demanda que hemos de absorber respetando las medidas sostenibles que nos han llevado hasta ahí.

Integrar los ODS en nuestro negocio no es tarea sencilla pero Nabalia Energía puede ayudarte a conseguir una empresa eficiente energéticamente, pues el objetivo número 7, el que hace referencia a este recurso, es compartido por toda la industria que requiere energía para desarrollar su actividad.

Contamos con productos específicos que garantizan la eficiencia energética de tu establecimiento así como tarifas de luz y gas adaptadas a las necesidades de consumo de cada empresa.