Preguntas más frecuentes
Como entendemos que el mundo del sector energético no es algo sencillo para todo el mundo intentaremos resolver todas tus dudas con las siguientes preguntas frecuentes. Si tu duda no está entre ellas, puedes ponerte en contacto con nosotros mediante el formulario de contacto o por teléfono.

Preguntas más frecuentes

Como entendemos que el mundo del sector energético no es algo sencillo para todo el mundo intentaremos resolver todas tus dudas con las siguientes preguntas frecuentes. Si tu duda no está entre ellas, puedes ponerte en contacto con nosotros mediante el formulario de contacto o por teléfono.

Contratar energía renovable

Con el paso de los años, el peligro que supone la contaminación y el calentamiento global cobra cada vez más peso. Las nefastas consecuencias de un desarrollo y un gasto de recursos indiscriminado comienzan a hacerse notar pero, por suerte, la sociedad también avanza hacia una actitud más ecológica, consciente y sostenible, cimentada sobre el aprovechamiento de las energías renovables.
Es por esto que casi todas las grandes compañías eléctricas cuentan en su catálogo con tarifas de suministro eléctrico con origen en energías renovables.

¿Qué quiere decir renovable?

Antes de sumergirnos en la contratación de tarifas de energías renovables, conviene recordar a qué nos referimos con este término.
Cuando decimos que una energía es renovable, queremos decir que proviene de una fuente natural ilimitada, o lo que es lo mismo, inagotable. Además, aunque estrictamente no signifiquen lo mismo, en la mayoría de los casos el carácter renovable de una energía viene acompañado del adjetivo «limpia.»
No significan lo mismo pero, con alguna excepción —biogás o biomasa—, las energías renovables también son limpias: su producción y consumo no origina ningún residuo ni emite ningún tipo de gas de efecto invernadero, por lo que además cuidan del medioambiente y luchan contra el cambio climático.
¿Por qué decimos que el biogás es una excepción? Este tipo de fuente de energía es renovable más si produce un mínimo de emisiones y polución.

Tipos de energía renovable

Las energías renovables que podemos aprovechar para el suministro de nuestro hogar son:

  • La energía solar, proveniente de las radiaciones solares.
  • La energía hidráulica, producida por la fuerza de las corrientes de agua.
  • La energía eólica, que aprovecha la energía cinética del viento.
  • La energía geotérmica, la cual se sirve del propio calor de la tierra.
  • La biomasa o biogás, combustibles que se obtienen a partir de la descomposición de materia orgánica.

¿Cómo puedes aprovechar las energías renovables?

La verdadera pregunta es ¿cómo puedo aprovechar estas energías renovables y limpias para proveer mi hogar de suministro eléctrico? En la actualidad, contamos con dos opciones: el autoconsumo y la contratación de tarifas de energías renovables.

El autoconsumo de energías renovables

El autoconsumo consiste en instalar infraestructuras de producción de energías renovables directamente en tu hogar, que es precisamente donde se va a realizar el consumo. Un ejemplo sería instalar placas solares fotovoltaicas en las zonas muertas de tu inmueble, como la azotea o el tejado.
Esta opción tiene sin duda sus atractivos pero es más costosa y no todos disponemos del dinero, el tiempo y el espacio para convertir nuestra casa en una pequeña central de producción de energías renovables.

Tarifas de energías renovables

La otra opción para aprovechar las energías renovables y proveer nuestro hogar de luz es contratar una tarifa de electricidad producida a partir de energías renovables y limpias con alguna comercializadora.
De este modo, podrás disfrutar en tu casa de un suministro de electricidad verde con las mismas prestaciones que ofrecen las tarifas de luz tradicionales y, de paso, cuidando del medioambiente.
En Nabalia, todas nuestras tarifas son provenientes de energías renovables. Tanto para hogar como para empresa. Puedes comprobarlo gracias al Certificado de Garantía de Origen que hemos obtenido de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia —CNMC—.

Proceso de contratación

Para realizar el contrato, necesitarás:

  • Los datos personales del titular de la tarifa.
  • La dirección del inmueble donde se va a suministrar la energía.
  • La potencia contratada.
  • El CUPS.
  • La cuenta bancaria donde se van a realizar las domiciliaciones de las facturas.