Preguntas más frecuentes
Como entendemos que el mundo del sector energético no es algo sencillo para todo el mundo intentaremos resolver todas tus dudas con las siguientes preguntas frecuentes. Si tu duda no está entre ellas, puedes ponerte en contacto con nosotros mediante el formulario de contacto o por teléfono.

Preguntas más frecuentes

Como entendemos que el mundo del sector energético no es algo sencillo para todo el mundo intentaremos resolver todas tus dudas con las siguientes preguntas frecuentes. Si tu duda no está entre ellas, puedes ponerte en contacto con nosotros mediante el formulario de contacto o por teléfono.

¿Cómo saber si tengo contador digital?

Todas y cada una de las viviendas o los bloques de piso que disponen de instalación y suministro eléctrico poseen un contador encargado de realizar lecturas del consumo energético. Sin embargo, existen dos tipos de contadores: el analógico tradicional y el digital, también conocido como inteligente. ¿Cuál de ellos tienes tú?

El contador digital y su funcionamiento

El contador digital es una versión mucho más avanzada del analógico, capaz de registrar un precio diferente para dos consumos realizados en diferentes periodos del día —entre otras muchas más cualidades y prestaciones—.
Como veremos más adelante, tener instalado un contador digital es vital para disfrutar de las tarifas con discriminación nocturna; sin embargo, debido al Plan de Sustitución de Equipos de Medida, todos los consumidores deberán sustituir el analógico por el digital, independientemente del tipo de tarifa que se tenga contratada.
El contador digital posee una luz roja que indica que el sistema de medición está activado. Si esta lucecita se encuentra apagada significa que no se está realizando ningún consumo eléctrico. Sin embargo, si la luz roja parpadea, efectivamente se está gastando energía.
En cambio, si el piloto parpadea a mucha velocidad, el consumo de energía es muy elevado y debemos tener cuidado porque, si finalmente la luz roja se mantiene encendida sin ningún cambio, quiere decir que hemos superado la potencia contratada.
A estas alturas seguro que sabrás las consecuencias de superar tu potencia contratada: un corte en el suministro de luz.
Si efectivamente salta el ICP y sufrimos un corte por haber sobrepasado la potencia contratada, podremos volver a activar dicho ICP pulsando el botón amarillo que posee el contador digital y activando el diferencial del cuadro de luces.

El contador digital vs. analógico

El contador digital posee una serie de cualidades que lo diferencian del analógico y que te permiten averiguar si dispones de uno u otro:

  • El contador digital es capaz de registrar el consumo exacto que se produce en cada franja de la discriminación horaria.
  • El consumo que se realiza es mucho más fácil de gestionar gracias a la tele-gestión.
  • Se pueden conectar otros aparatos medidores al contador digital para conocer en tiempo real el consumo.
  • Al contrario que con el analógico, el contador digital se puede situar dentro del edificio.
  • Si se quiere disminuir o aumentar la potencia contratada, no es necesario que el técnico se desplace hasta la vivienda en cuestión; se puede cambiar automáticamente.
  • Si decides alquilar a la distribuidora el contador digital, la cuota a pagar será un 20 % más cara que en el caso de los analógicos, resultando en coste entre unos 0,80 y 1,15 € aproximadamente.