Preguntas más frecuentes
Como entendemos que el mundo del sector energético no es algo sencillo para todo el mundo intentaremos resolver todas tus dudas con las siguientes preguntas frecuentes. Si tu duda no está entre ellas, puedes ponerte en contacto con nosotros mediante el formulario de contacto o por teléfono.

Preguntas más frecuentes

Como entendemos que el mundo del sector energético no es algo sencillo para todo el mundo intentaremos resolver todas tus dudas con las siguientes preguntas frecuentes. Si tu duda no está entre ellas, puedes ponerte en contacto con nosotros mediante el formulario de contacto o por teléfono.

¿Qué potencia eléctrica contratar?

Coge cualquier de tus facturas y, normalmente, en la parte superior encontrarás la potencia eléctricas que tienes contratada. Verás un número —3.45, 4.6, 6.92…— el cual hace referencia al rango del que dispones.
Este número variará en función de la potencia eléctrica que tengas contratada así como del tipo de instalación de tu suministro, pudiendo ser monofásica o trifásica.
Las potencias eléctricas se encuentran establecidas por el ministerio en lo que se conoce como potencias normalizadas. Esto supone que existen las mismas potencias para todas las comercializadoras.

Atendiendo al tipo de instalación

Es posible que no sepas qué tipo de instalación tiene tu vivienda y ello dificulte qué potencia eléctrica debes contratar. Pero averiguarlo es muy sencillo: sólo tendrás que mirar el cuadro eléctrico de tu inmueble y fijarte cómo es el ICP o interruptor de control de potencia.
Si tu ICP es doble estaremos ante una instalación monofásica por lo que la potencia eléctrica que podrás contratar irá desde 1,15 kW hasta 14,49 kW. Si por el contrario tu ICP es triple no queda duda de que tu suministro eléctrico será trifásico y, por tanto, la potencia mínima que debas contratar será de 3,464 kW y hasta 43,648 kW.

Suministro monófasico Suministro trifásico
1,15 kW 3,464 kW
1,725 kW 5,196 kW
2,3 kW 6,928 kW
3,45 kW 10,392 kW
4,6 kW 13,856 kW
5,75 kW 17,321 kW
6,9 kW 20,785 kW
8,05 kW 24,249 kW
9,2 kW 27,713 kW
10,35 kW 31,177 kW
11,5 kW 34,641 kW
14,49 kW 43,648 kW

¿Cómo saber qué potencia eléctrica debo contratar?

Tanto si acabas de alquilar un piso como si entras a vivir en un inmueble recién construido es importante prestar atención al suministro eléctrico.
Cuando alquilamos un piso muchas veces dejamos que vayan llegando las facturas y ni siquiera nos planteamos cambiar de compañía o revisar qué potencia eléctrica tenemos.
De una forma u otra, conviene saber que podemos bajar o subir la potencia para adaptarla a nuestras necesidades y ahorrar en el camino.
Pero, ¿cómo sabemos qué potencia eléctrica tenemos que contratar? A continuación te damos algunas claves.

Contar con la ayuda de un profesional

En este caso podríamos contactar con un electricista para que estudie qué potencia eléctrica es la que más nos conviene. A través de unas mediciones y teniendo en cuenta los dispositivos eléctricos que tenemos conectados a la red nos recomendará un rango u otro.

Calculadora online de potencia eléctrica

En la actualidad, internet y sus infinitos recursos nos trae la posibilidad de calcular de manera online qué potencia eléctrica necesitamos contratar. Para ello, tendremos que introducir algunos datos como dimensiones, número de electrodomésticos y tipos, etc.

Calcular nosotros mismos

También tenemos la posibilidad de calcular nosotros mismos la potencia eléctrica que necesitamos realizando una suma de las potencias de nuestros electrodomésticos. Aunque no sea exacto, el resultado nos aproxima al rango que debemos contratar para no sufrir apagones cuando se estén utilizando al mismo tiempo algunos de nuestros electrodomésticos.
Si tienes dudas siempre podrás recurrir a un profesional para que te asesore al respecto ya que tener más potencia de la que necesitamos puede incrementar nuestra factura notablemente. Asimismo, contar con un rango excesivamente bajo puede provocar sobrecargas en el suministro, averías de electrodomésticos por el apagón y finalmente un incremento del precio a final de mes.
En definitiva, es sencillo saber qué potencia eléctrica nos conviene y conocer previamente qué rango tenemos que contratar nos ayudará a ahorrar.